Noticias Política

El Partido Popular pide explicaciones al Alcalde sobre si ha defraudado impuestos por haber impartido clases particulares en varias academias

La concejala popular Amalia Gutiérrez ha querido explicar lo que dice es “el verdadero motivo” por el cual el Alcalde la expulsó del último pleno celebrado la semana pasada.
Dice que Alberto González forzó la expulsión justo antes del turno de ruegos y preguntas porque afirma que éste no quiere que el partido popular le pregunte.

Para Gutiérrez, González tiene miedo de que se le pregunte sobre algo que, afirma la concejala, preguntan los ciudadanos a diario en la calle y que tiene que ver con las academias de clases particulares que afirma ha tenido el primer edil y para esclarecer si ha pagado los correspondientes impuestos sobre las mismas.

Dice Gutiérrez que los ciudadanos quieren saber si el Alcalde es un “defraudador de impuestos municipales”, ya que dice que todo apunta que tuvo al menos 5 academias en cinco locales diferentes.

Según Amalia Gutiérrez, la idea era la de seguir preguntando al Alcalde en el pleno sobre este asunto impidiéndole que lo hiciera con su expulsión.
Dice la concejal popular que con este comportamiento González demuestra el diferente trato dado a los distintos portavoces en la oposición, así como el miedo que dice demuestra el primer edil a que el partido popular le pregunte “a la cara”.

Explica Amalia Gutiérrez que han podido hablar con 7 alumnas a las cuales, dice, que el Alcalde les dio clase en estas academias, corroborando así, que González daba clases particulares y explicando que fue él mismo el que reconoció este hecho en el pleno del pasado 30 de septiembre después de negarlo durante dos años.

Las alumnas con las que el Partido Popular ha hablado les confirman que el Alcalde tenía academias en Villarrobledo, en La Gineta y en Minaya.

De las palabras de las alumnas también se conoce que las clases se impartían los miércoles y los viernes iniciándose el curso en octubre y finalizando en el mes de mayo, lo que supone 8 meses al año, en grupos de entre 16 y 18 alumnos pagando cada uno de ellos en torno a 100 euros al mes y que no recibían ningún tipo de recibo.

Haciendo las cuentas, Amalia Gutiérrez explica que con todo esto los ingresos del Alcalde por estas clases habrían supuesto unos ingresos de entre 12 mil y 14 mil euros al año.

Afirma Gutiérrez que todos los ciudadanos que inician una actividad económica tienen la obligación de darse de alta tanto en Hacienda como en el Ayuntamiento solicitando la licencia de actividad y pagando las tasas correspondientes, algo que dice no les consta que el Alcalde hiciera lo que dice supondría un fraude a las arcas municipales.

También quieren conocer desde el partido popular si el Alcalde se dio de alta o no en Hacienda pagando el correspondiente impuesto de actividades económicas. Recuerda Amalia Gutiérrez que “cuando se tiene la obligación de tributar y no se tributa se es un defraudador de impuestos”.
En este sentido insta a Izquierda unida y a Se Puede Villarrobledo a que decidan si están dispuestos a mantener como alcalde de Villarrobledo a un posible “defraudador de impuestos del Ayuntamiento”.

Concluye Amalia Gutiérrez afirmando que cuando hay alguien que defrauda a quien realmente perjudica es a los ciudadanos. Dice por último que el Alcalde no ha respondido ni ha dado explicaciones sobre estas preguntas que le realizan desde el partido popular, afirmando que el motivo es que tiene miedo de las consecuencias que pudiera acarrearle el “decir la verdad”.

Según Amalia Gutiérrez los ciudadanos quieren saber si dio clases y en cuantos locales lo hizo y si se cumplió con la ley solicitando la licencia al Ayuntamiento y el alta en Hacienda pagando los tributos correspondientes

Deja un comentario