Noticias

SPV lamenta que su propuesta de rechazo a la macrogranja de gallinas no sea llevada a pleno.

La coportavoz de SPV, Miryam Mondejar ha lamentado hoy que no haya sido llevada al pleno que tendrá lugar mañana, la propuesta presentada por su grupo hace alrededor de un mes para que el Ayuntamiento se posicionara en contra de la instalación de la macrogranja de gallinas en el término municipal de San Clemente, aunque en las cercanías de la pedanía de las Ventas de Alcolea.

Una propuesta en la que desde SPV pedían que se hiciera presión desde la institución para pedir ala Junta de Comunidades y al Ayuntamiento de San Clemente, la paralización de la instalación y que el Ayuntamiento mostrara su disconformidad a que este tipo de ganadería intensiva que pretende albergar a más de 1 millón y medio de gallinas ponedoras, llegara a nuestra zona.

También pedían en la moción presentada una ordenanza para regular los vertidos de origen animal y ganadero y modificar el POM para proteger el suelo no urbanizable y proteger a su vez a Villarrobledo ante estas macrogranjas.

Explica Mondéjar que en reunión de portavoces conocieron que esta propuesta no irá en el orden del día del Pleno de mañana, señalando que desde hace un mes que está presentada en el registro del Ayuntamiento, ningún grupo se ha interesado en ella.

Añade que la sesión plenaria incluye propuesta de los demás grupos pero no de SPV, cuando ésta está registrada y por tiempo dice que debería ir en este pleno, criticando que PP y Ciudadanos “no quieren llevarla” y que el PSOE “se calla”.

Para Mondéjar tanto PP, como Ciudadanos como PSOE están “silenciando” a más de 40,000 personas que están en contra de la macrogranja y que así lo han manifestado con su firma. Insiste en que se pierde la oportunidad de hacer presión y poder paralizar la instalación de esta industria ya que si el tiempo pasa, la empresa podrá comenzar las obras.

Dice además que parece que no tienen en cuenta la opinión de los agricultores de la zona que muestran su preocupación ya que afirman que los vertidos producidos en la macrogranja afectarán a sus cultivos.

Es por ello que desde SPV exigen que la propuesta sea llevada al próximo pleno, esperando que no sea demasiado tarde para poder paralizar el proyecto y apoyar así a quienes se están movilizando en contra de la macrogranja y que piden ayuda de la administración.