Noticias

La empresa local Feralba Villarrobledo ofrece una charla sobre abonos organominerales para agricultores de la localidad.

La empresa local Feralba Villarrobledo dedicada a la venta de repuestos y suministros agrícolas organizaba una charla informativa para agricultores sobre abonos orgánicos a cargo de la empresa de Argamasilla de Alba, Fertikali.

Joaquín Martínez, propietario de Feralba señala que la intención es ayudar al agricultor en el abonado de invierno, sobre todo, ahora, después de la vendimia con un abono que presenta Fertikali que previsiblemente funcionaría muy bien en Villarrobledo.

Aconsejan desde Feralba que los agricultores realicen un análisis de su tierra para conocer las carencias que pueda tener y poder compensarlo con los productos que esté necesitando el cultivo para hacerlos así más eficientes a la vez que se abaratan costes.

Por su parte, el director comercial de Fertikali, José Ángel vela explica que durante la charla a los agricultores se presentan dos productos, uno de ellos un abono “organomineral” que auna el abono químico con el orgánico y que es idóneo en la época de invierno, entre los meses de noviembre y febrero, a portando lo que la tierra necesita para que la planta comience su ciclo con vigor.

También mostraban su abono para la agricultura ecológica con certificado de producto adecuado para este tipo de cultivo que cada vez se implanta más en nuestra zona.

Añade José Ángel Vela que su abono organomineral se está usando desde hace 10 años en los cultivos de viña con muy buenos resultados ya que señala que se ha observado tras realizar análisis aleatorios de la tierra una importante carencia de materia orgánica que hasta ahora se ha venido supliendo con fertilizantes químicos, advirtiendo que esto a medio plazo produce que la tierra pueda quedar inservible para el cultivo.

Es por ello que la combinación del abono orgánico y químico está siendo una buena respuesta para este problema con el añadido de que el agricultor conoce lo que está aportando a su tierra para poder completar después el ciclo de abonado únicamente con lo que se necesita, lo que insiste en que aporta eficiencia y además menos costes.