Noticias Política Regional

Castilla-La Mancha reconoce los logros en su defensa del agua y justifica los dos nuevos recursos interpuestos al trasvase Tajo-Segura

El Gobierno de Castilla-La Mancha impugnará dos nuevos acuerdos de la Comisión Central de Explotación del Acuerdo Tajo-Segura por los que autorizó sendos trasvases de 38 hectómetros cúbicos de agua, desde los embalses de Entrepeñas y Buendía, correspondientes a los meses de mayo y junio del presente año.

Así lo ha confirmado la portavoz del Ejecutivo autonómico, Blanca Fernández, señalando que se eleva a 51 el total de los recursos presentados. Dos nuevos recursos al entender que conculcan el interés general en materia hídrica que tiene Castilla-La Mancha y porque intentan ser coherentes en la sostenibilidad del río Tajo.

La portavoz ha dejado claras las intenciones del Gobierno que preside Emiliano García-Page, que son “defender con todos los mecanismos que hay al alcance, los intereses de Castilla-La Mancha, la sostenibilidad del Tajo, de su cuenca y de su cabecera, y el desarrollo de los pueblos ribereños.

Blanca Fernández ha destacado que, desde hace más de un año, el Gobierno de España ha cambiado su actitud en relación al Tajo y al trasvase Tajo-Segura, lo que se traduce en logros para Castilla-La Mancha como la reciente modificación de las reglas del trasvase publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por la que, cada vez que los pantanos de cabecera estén en nivel 2, en vez de 38 hm3 se derivarán 27.

De igual modo, la consejera de Igualdad y portavoz ha valorado la adopción de nuevas decisiones políticas del Gobierno de España, en concreto la referida a la situación de los embalses de Entrepeñas y Buendía en nivel 3. Y es que, en vez de acceder a trasvasar 20 hm3, como propone la Comisión de Explotación del Trasvase, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha reducido esta cuantía a 12 hm3.

Al hilo de esto último, Blanca Fernández ha afirmado que “hemos mejorado bastante la situación y ahora empieza a ser el Gobierno murciano quien recurre porque no está de acuerdo con el agua que les llega, lo que es un síntoma de que algo está cambiando.