Noticias Política Regional

García-Page considera que la detención del expresidente Puigdemont deber servir para “pasar una página dolorosa de la democracia española”

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha considerado esta mañana, en Cuenca, que la detención del expresidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, debe servir para “poder pasar una página dolorosa de la democracia española”.

Asimismo, el presidente García-Page ha remarcado que no desea nada malo a nadie en lo personal, pero afirma que es evidente que la ley está hecha para todos.

El presidente autonómico realizaba estas declaraciones durante la inauguración de cuatro nuevas viviendas con apoyos de la Asociación para la Atención a Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo y sus Familias de la provincia de Cuenca (ASPADEC) y que serán ocupadas por mayores de 50 años.

En este contexto, García-Page ha apuntado que “la democracia española no puede tener fugada a gente que ha dirigido un atropello constitucional”. A este respecto, el jefe del Gobierno castellano-manchego ha confiado en que sea la propia democracia española quien “termine resolviendo esta cuenta pendiente”.

Igualdad en los derechos e igualdad ante la ley”

Además el Presidente se ha referido a la necesidad de alcanzar un nuevo modelo de financiación autonómica “justa”. En este sentido, Emiliano García-Page ha remarcado que “España tiene que ser un escenario de igualdad y de cohesión”.

En este contexto, el presidente regional se ha comprometido a “pelear muy duro” en el mes de octubre con el propósito de alumbrar un modelo igualitario junto a “muchos presidentes autonómicos”, en relación a la cumbre que tendrá lugar “en las próximas semanas” en Santiago de Compostela.

Al respecto, García-Page ha asegurado que “no parará” hasta que la nueva financiación “atienda a la gente donde vive” en una región “que siempre ha sido muy austera, muy humilde pero que siempre ha presumido de ir por delante en servicios sociales y servicios sanitarios”.