Noticias

Las residencias caninas, una buena opción para dejar a las mascotas y disfrutar de las vacaciones.

Llega el verano y con ello la época de más trabajo para las residencias caninas, aunque durante todo el año sobre todo en puentes y festividades son utilizadas, las vacaciones veraniegas hacen que el uso de este tipo de residencias se acentúen mucho más.

La directora del Centro Integral Canino, destacaba que cada día la cosa va cambiando a lo que respecta el uso de este tipo de residencias ya que la gente poco a poco va conociendo que existen sitios para sus mascotas. Además María José Carretero destacaba que incluso este servicio les viene bien a los perros para que aprendan a socializar con otros entre otros muchos beneficios.

Aunque hay gente que le cuesta dejar a sus mascotas, sobre todo la primera vez o reacia a separarse de ellas por incertidumbre de cómo estarán, la directora del centro destacaba que una vez prueban sus servicios, repiten. Los alojamientos turísticos cada vez ponen a disposición del cliente la opción de llevar a las mascotas en vacaciones, pero hay destinos más difíciles para viajar junto a ellas, por lo que el uso de este tipo de residencia está en auge ya que el boca a boca hacen que confíen en este tipo de servicios.

Desde Centro Integral Canino destacan que cada perro sigue la rutina establecida por el propietario, tipo de comida con su pienso específico, medicación en caso de necesitarla entre otras cosas. María José Carretero destacaba lo importante de no cambiar sus hábitos alimenticios para que no enfermen.

Un sector que también sufrió los meses de cuarentena, pero que estuvo abierto como servicio esencial sobre todo a la disposición de personas enfermas de COVID, donde la residencia se encargaba de cuidar a los perros hasta que la persona salía de la cuarentena.

Una época complicada para el sector y difícil subsistir por el elevado coste del mantenimiento de las instalaciones, pero gracias a la iniciativa de los bonos pre compra, la gente los utilizó pagando los servicios por adelantado, donde los clientes habituales los utilizaron. Gracias a ellos la residencia se han mantenido en pie.

Centro Integral Canino tiene una gran vinculación con “Albergue La Esperanza” y “Huellas de Vida”, por lo que desde la residencia siempre ayudan con acogidas, rescate de perros, o ayudar en cambios de conducta en animales para hacer más fácil su adopción.

María José Carretero destacaba que gracias a los meses de junio y julio donde la gente se está moviendo más, hacen que los servicios de su residencia estén siendo más utilizados, servicios que como en todos deben seguir unos protocolos de seguridad para más tranquilidad de sus usuarios.