Noticias Política

Graciela Arenas denuncia “el lamentable estado de las zonas de juegos infantiles”

La concejala socialista, Graciela Arenas ha denunciado hoy lo que afirma que es el “lamentable” estado de las zonas infantiles de juego de la localidad, remontándose a hace dos meses, cuando ya comparecía ante los medios de comunicación criticando esta misma situación ya que tras un año con los parques cerrados, y un año y medio con las zonas de juego infantiles valladas, éstas se habrían de un día para otro, dice que “sin previsión alguna, sin mantenimiento, ni reparación”.

Incide la concejala en que a día de hoy, tras dos años de gobierno del partido popular en Villarrobledo, las zonas de juego infantiles no se han tocado, no se han arreglado y afirma que “ni tan siquiera se han limpiado” lo que desde el partido socialista se interpreta como quelos niños y niñas de la ciudad no son una prioridad para Valentín Bueno”.

Arenas mostraba una fotografía del parque del Barrio de Asturias como prueba y en la que sigue apareciendo el cartel de “zona de juegos en reparación” y donde se aprecia que el vallado de la citada zona está abierto con el peligro añadido que esto supone para los más pequeños.

Graciela Arenas calificaba de vergonzoso el hecho de que los vecinos tengan que trasladarse a localidades cercanas para poder disfrutar de una tarde de juegos al aire libre con sus hijos e hijas porque insiste en que el estado de los parques en nuestro municipio no es seguro y apunta que seguirán denunciando esta situación todas las veces que sean necesarias, hasta que el “Partido Popular se digne a arreglarlas”.

Por ello, emplaza a los concejales del equipo de gobierno del Partido Popular a que dejen repetir frases como que “les encanta hacer pueblo” o “fijar población” y se dediquen a trabajar para que esto realmente suceda.

Para Arenas, los ciudadanos sufren un abandono repleto de excusas que dice que ya no les valen e incide en que el PP lleva dos años en el gobierno municipal y aún no se ha visto ni una sola acción, sino “solo promesas que nunca llegan” y que cuándo lo hacen, según la concejala, “no se asemejan ni un poco a la realidad de lo que venden”.

La realidad insiste Arenas que no es otra que un pueblo desatendido, dejado y descuidado y, por ello, exigen al equipo de Gobierno que arregle de inmediato las zonas infantiles de juego, para que cuanto antes, los niños y niñas de nuestra ciudad puedan volver a disfrutar de ellas.