Noticias

En Villarrobledo se toman con calma el fin del estado de alarma

Ha sido más de un año de estado de alarma y muchos meses de confinamiento perimetral. Todos hemos adaptado nuestras vidas a la nueva situación traída por la pandemia, a las distancias, horarios y las ausencias de familia y amigos que viven en comunidades distintas.

Aun así hay muchos reencuentros pendientes y aun con medidas de seguridad y con mucha prudencia, los encuentros se harán, con padres, padres, hijos o amigos.

Un esfuerzo que los vecinos y vecinas de Villarrobledo no quieren que sea en vano y por eso, aunque el estado de alarma termina este sábado por la noche y todo parece apuntar que se levantará el cierre perimetral en Castilla la Mancha, prefieren ir paso a paso y con mucha cautela porque nadie quiere volver atrás.

Por otro lado, también hay muchas personas que dicen que sus vidas seguirán igual una vez que se acabe el estado de alarma, con las mismas rutinas y los mismos cuidados, aunque algo más tranquilos una vez que las vacunas se van extendiendo.

Hace un año no sabíamos lo que era estar en Estado de Alarma, ni lo que implicaba ni que duraría tanto. Una situación nueva para todos en los que el virus se extendía y mucha gente fallecía a causa de esta enfermedad. Hoy la situación está más controlada y aunque todos asumidos que el COVID-19 no se irá tan fácilmente o tal vez nunca, vamos acostumbrándonos a convivir con el, sin haber sido fácil y echando de menos muchas cosas.

En todo caso, el domingo amaneceremos en un nuevo escenario, con un poquito más de libertad y con más responsabilidad a la hora de cuidarnos y cuidar de los demás, algo que en Villarrobledo tienen muy claro.