Noticias Política Regional

Merino lamenta que el sector vitivinícola esté atravesando su peor momento con un consejero que da respuestas “ineficaces” ante el grave escenario al que se enfrenta.

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha lamentado que el sector vitivinícola de la región, esté atravesando el peor momento de su historia, que se complica dice, con las respuestas “ineficaces” del consejero de Agricultura para solucionar el grave escenario al que se enfrenta el sector.

Merino ha censurado, durante su intervención en el pleno, que no solo se han perdido 5.000 millones de euros del presupuesto de la PAC, sino que también han perdido 8,2 millones de euros del Programa de Apoyo al Sector del Vino.

Ante este panorama, la portavoz parlamentaria ha incidido en que el sector reclama una destilación de crisis de, al menos de 7 millones de hectolitros, así como medidas efectivas que den estabilidad al mercado del vino.

Merino ha recordado el anuncio del consejero de Agricultura que, a finales de marzo, dijo que iba a activar mecanismos de mercado para el sector, que existieran fondos extraordinarios y que se iban a redoblar esfuerzos para aprobar ese fondo extraordinario. Un anuncio que critica que “se haya quedado en 0 euros en los fondos extraordinarios europeos”.

El consejero también aseguró que la solución a los problemas del vino estaba en la futura Ley de la Viña y del Vino de Castilla-La Mancha, una norma que aún no cuenta con el apoyo unánime de las organizaciones agrarias y que no ha contado con las denominaciones de origen de la región para su redacción.

La parlamentaria regional ha recordado que todavía sigue abierta la negociación de la nueva PAC, una política agraria de la que dependen las ayudas directas para los agricultores y ganaderos.

Merino ha destacado que hay 5.000 millones de euros menos en el presupuesto de la PAC y que además, el Ministerio de Agricultura aprobó arbitrariamente a finales de enero un recorte lineal de un 4% de las ayudas a todos los agricultores y ganaderos.

También, el Ministerio ha modificado los criterios de las ayudas, algo que está suponiendo que los ganaderos de extensivo y los jóvenes que tenían derechos de la reserva nacional o cedidos por sus padres pierdan entre un 15% y un 30% de sus ayudas.