Noticias

Los niños y niñas de los colegios de Villarrobledo viven el espíritu del Carnaval dentro de las aulas.

El Carnaval de este año se está viviendo de forma atípica recordando con nostalgia las noches de carpa, el carnaval de día, citas importantes como la comida solidaria de AFA, la curiosa carrera de Drag Queens o la tradicional chocolatada para los más pequeños.

Para los más carnavaleros, comparsas, grupos, grupillos o parejas se echan en falta los grandes desfiles para los que se trabajaba durante meses, pero si hay algo que se ha echado de menos es el carnaval infantil con su desfile con el que las calles de la ciudad se llenaban de miles de niños, de todos los colegios Villarrobledo, con la ilusión de ser los protagonistas indiscutibles en sus tardes Carnaval.

Las madres, padres, abuelas, hermanos, tíos, este año no han cortado goma eva ni han cosido lentejuelas para llegar a tiempo con los disfraces al desfile pero los más pequeños no han dejado de vivir el espíritu del carnaval en el interior de sus colegios, ya que todos y cada uno de los centros escolares han pensado actividades carnavaleras para estos días que habrían sido de fiesta, en el intento de mantener la ilusión de los niños y niñas.

Uno ejemplo de ello ha sido el desfile organizado por el colegio Giner de los Ríos, en el que todas las clases han participado, con todas las medidas de seguridad, con sus disfraces en torno a los hábitos saludables.

Con la colaboración de las familias y con los trabajos manuales de los alumnos en clase, se han conseguido los disfraces que han lucido en el día de hoy en su desfile, antes de un fin de semana largo de carnaval “en casa”.

Momentos difíciles para los niños y jóvenes de Villarrobledo a los que les ha tocado lidiar con una pandemia mundial, demostrando que son fuertes y responsables con el importante trabajo de los maestros y profesores que están consiguiendo sacar adelante un curso muy complicado.

Es por ello que llegado el momento, los más pequeños deben disfrutar y divertirse y qué mejor excusa que el Carnaval de Villarrobledo.

Así disfrutan los más pequeños de Villarrobledo del Carnaval, esperando que el año que viene puedan volver a llenar las calles de fantasía, colorido y purpurina.