Noticias Política Regional

El Gobierno de Castilla-La Mancha prevé llegar a inmunizar a más de 100.000 personas frente a la Covid-19 en la primera fase de la estrategia de vacunación

El Gobierno de Castilla-La Mancha prevé llegar a inmunizar frente a la Covid-19 a más 100.000 personas de todos los grupos diana incluidos en la primera fase de la Estrategia Nacional de Vacunación, entre los que se encuentran residentes y trabajadores de centros sociosanitarios, personal sanitario tanto de centros públicos como privados y grandes dependientes.

El consejero de sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha recordado que la campaña de vacunación se inició en Castilla-La Mancha el pasado 27 de diciembre habiéndose vacunado a 18.030 personas hasta ayer domingo.

En lo que respecta a la vacuna de Pfizer-BioNtech supone la recepción de 43.865 viales  lo largo de 12 entregas semanales, la primera de las cuales tuvo lugar el pasado día 29 de diciembre.

En el Plan Operativo se incluye el diseño logístico para la recepción, almacenamiento y distribución de estas dosis de la manera más eficiente posible. Para ello se ha procedido a la contratación con una plataforma logística externa tanto para el almacenaje como para la distribución a las distintas gerencias de forma temporizada y equilibrada de acuerdo a las necesidades específicas de las mismas.

Antes del 20 de enero concluirá la vacunación en centros sociosanitarios

En el caso de los centros sanitarios, se ha establecido un cronograma de vacunación con el objetivo de terminar la inmunización de este grupo, que incluye a cerca de 41.000 personas, antes del día 20 de enero.

Una  vez terminada la vacunación en los centros sociosanitarios la campaña proseguirá con el segundo grupo de la estrategia, el personal sanitario de primera línea.

Este grupo lo componen casi 35.000 profesionales de la sanidad pública, a los que hay que añadir los profesionales de la sanidad privada y otros profesionales que trabajan en centros y establecimientos sanitarios y sociosanitarios. Simultáneamente se comenzará con la administración de la segunda dosis en centros sociosanitarios.

Concluida la vacunación de estos grupos dará comienzo la de los grandes dependientes, colectivo integrado por casi 10.000 usuarios, que serán vacunados en sus propios domicilios por los equipos de Atención Primaria.