Noticias

El comercio de Villarrobledo se encuentra inmerso en plan campaña de rebajas

El pasado 7 de enero el comercio de Villarrobledo iniciaban la campaña de rebajas que se extenderá hasta finales del mes de febrero, tras una campaña de navidad bastante exitosa, agradeciendo desde la Asociación de Comerciantes de Villarrobledo (ADECOV) la confianza de los ciudadanos en los establecimientos locales.

Son importantes los períodos de rebajas para dar salida al stock acumulado en las tiendas de cara a la nueva temporada, mientras que los artículos objeto de la venta en rebajas deben ser los mismos que existían con anterioridad, al menos con un mes de antelación, en los establecimientos ya que la ley regula que no se deben adquirir productos exclusivamente destinados a la campaña de rebajas ni pueden ponerse a la venta productos con tara o defectuosos.

El comercio de Villarrobledo ofrece un periodo de rebajas con todas las garantías para el consumidor ofreciendo productos y artículos con importantes descuentos que siempre vendrán señalados en las etiquetas donde constará el precio anterior y el rebajado.

Desde ADECOV apuntan que el periodo de rebajas supone que el consumidor mantiene los mismos derechos que en el resto del año por lo que los medios de pago son los mismos que habitualmente se vienen aceptando.

No hay que olvidar conservar las facturas y tickets de compra, pues se deberá disponer de ellas en caso de reclamación y en caso de solicitar un cambio o devolución. Ante cualquier problema, todos los establecimientos deben tener sus hojas oficiales de reclamación a disposición de los clientes.

Por otra parte, es importante efectuar una compra responsable en rebajas adquiriendo aquello que realmente se necesite y no dejarse llevar únicamente por un precio rebajado.

Reconocen desde ADECOV que es fundamental para el sector el tener una buena campaña de rebajas ya que están siendo muchas las dificultades que están afrontando debido a la crisis sanitaria. Una época de rebajas que les permita coger algo de oxígeno de cara a la nueva temporada.

Con todas estas pautas, se establece una buena relación entre consumidores y comerciantes que en Villarrobledo se siguen esforzando por ofrecer el mejor servicio, cercano y de calidad, sin bajar la guardia en cuanto a las normas sanitarias frente al COVID, con el límite de aforo, la desinfección de productos, el uso de geles hidroalcohólicos y manteniendo las distancias de seguridad para crear espacios seguros sobre todo ahora que de nuevo Villarrobledo se encuentra en Nivel 3.