Noticias

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui reclama a Gobiernos y a la ONU una solución rápida y justa ante la situación de guerra con Marruecos.

Desde la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Villarrobledo han dado lectura a un comunicado en apoyo a la causa del Sahara occidental y reclamando que desde los Gobierno y dese Naciones Unidas se busque una solución justa a la situación que se vive desde hace más de 40 años y que ha desencadenado en la declaración de guerra frente a Marruecos.

El Frente Polisario declaró este sábado el estado de guerra en el Sáhara Occidental tras la entrada del ejército marroquí en el sur del territorio durante las protestas que cerca de 50 refugiados saharauis residentes en los campamentos de Tinduf iniciaban en el paso fronterizo del Sáhara Occidental hacia Mauritania.

Los civiles saharauis se manifestaron para pedir al Consejo de Seguridad de la ONU que promocionase la celebración de un referéndum de autodeterminación que llevan décadas esperando.

Ante la persistencia de la protesta saharaui, el ejército marroquí entró en la franja desmilitarizada para romper el bloqueo, con ello, el Frente Polisario consideró roto el acuerdo de alto el fuego firmado con Rabat en 1991 y, al día siguiente, declaró el estado de guerra. 

En dicho comunicado, desde la Asociación local al igual que han realizado numerosas asociaciones de amigos del Pueblo Saharaui por toda España, reafirman que, “de acuerdo con el derecho internacional y las resoluciones de la ONU el Pueblo Saharaui debe ejercer su derecho a la autodeterminación y optar libremente por la independencia o cualquier otra alternativa que elija”.

Consideran que el Frente POLISARIO, en su calidad de movimiento de liberación nacional, está legitimado a defender este derecho contra cualquier tipo de ataque.

El comunicado explica que “la situación actual de enfrentamiento bélico ha sido provocada por una invasión de las fuerzas armadas marroquíes con el fin de atacar a manifestantes civiles que, de forma pacífica, reclamaban el cierre de una brecha ilegal abierta en el muro de guerra marroquí cuya finalidad era la de facilitar la exportación de bienes y recursos expoliados al pueblo saharaui”.

Denuncian que desde la firma de los acuerdos de paz en 1991, Marruecos ha vulnerado sistemáticamente el espíritu y la letra del Plan de Paz y los acuerdos correspondientes, pero, a pesar de su gravedad, el Frente POLISARIO siempre ha respondido recurriendo a las Naciones Unidas como responsable del cumplimiento de los acuerdos, aunque reconocen sentirse defraudados por la falta de acción de este organismo internacional que ha provocado 45 años de “sufrimiento” del pueblo saharaui desde la ocupación de parte de su territorio por Marruecos.

Continua el comunicado señalando que “la inoperancia de la ONU es debida a la presión que los aliados más firmes del régimen marroquí ejercen sobre ésta para imponer sus propios intereses económicos y geopolíticos, en detrimento de los derechos legítimos del Pueblo Saharaui” y denuncian la “especialmente sangrante postura de los gobiernos españoles que, eludiendo las responsabilidades que le corresponden como potencia administradora, se han plegado a los intereses marroquíes y han actuado en contra del derecho internacional y de los derechos humanos”.

Todo ello ha desencadenado una crisis que amenaza seriamente la estabilidad y la seguridad en toda la región del Magreb y que pone en riesgo la vida y la salud de miles de personas inocentes aunque la enorme ola de solidaridad que suscita la justa causa saharaui entre la sociedad y las organizaciones políticas y sociales del estado español constituye la mayor esperanza de una solución rápida y justa de la situación actual.

Desde las Asociaciones de amigos del pueblo saharaui  Hacen  “un llamamiento a las instituciones, partidos políticos, organizaciones sociales, ONGs y a la sociedad en general para que se movilicen, pidiendo al gobierno español y a la ONU una intervención rápida y decidida que ponga fin a la ocupación ilegal y al expolio de los bienes del territorio del Sahara Occidental y restituya los derechos arrebatados al Pueblo Saharaui, única forma de acabar con un conflicto que ya dura demasiado tiempo y genera mucho sufrimiento”.

Una situación de guerra que alcanza casi una semana de enfrentamientos que de no poner freno augura un conflicto que se prolongue en el tiempo entre dos bandos desiguales en fuerzas y en medios y que sin duda ahondará en la crisis humanitaria del Sahara donde miles de personas viven ya en campos de refugiados en el desierto, sufriendo, como denuncian las ONG’s represalias marroquíes quienes permanecen en los territorios ocupados.