Noticias Regional

García-Page es reelegido presidente de la AREV y defiende el vino como elemento común de la identidad de Europa y palanca de la recuperación

El jefe del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha sido reelegido por unanimidad, esta mañana, como presidente de la Asamblea de Regiones Europeas Vitivinícolas en el transcurso de la XXVIII Sesión Plenaria, que se ha celebrado de forma telemática.

En este marco, García-Page ha realizado una defensa del sector vitivinícola europeo como “parte de nuestra cultura” y “una de las claves para evitar el despoblamiento”, ha aseverado.

Así lo ha señalado el presidente regional, en el Palacio de Fuensalida, durante su intervención en este foro europeo en el que el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha sido designado nuevo secretario general de este organismo, único en su género, por contar en su seno con representantes políticos y también profesionales.

En este marco, el presidente de la Comunidad Autónoma ha animado al medio centenar de regiones que conforman este foro europeo a “velar entre todos por la cultura de la viña y la cultura del vino y todo lo que eso supone en términos ambientales, paisajísticos, culturales, e incluso literarios”.

Cinco objetivos a corto, medio y largo plazo

En su reelección como presidente de la AREV, García-Page ha desgranado los “cinco grandes objetivos” del sector “a corto, medio y largo plazo”. En este punto, se ha referido a estas “cinco coordenadas”: la situación excepcional provocada por la COVID-19, la Política Agrícola Común, el comercio, el cambio climático y la relación con los consumidores.

Además ha puesto de manifiesto dos de los elementos determinantes en el desarrollo del sector vitivinícola en la actualidad. Por un lado, “la Política Agraria Comunitaria” y por otro, “los aranceles de la política de Trump” y ha indicado que estarán atentos” a la evolución de ambos factores.

Por otro lado, durante su intervención, el presidente regional ha planteado la necesidad de “poner en claro valor la viticultura como respuesta frente al cambio climático, ya que afirma que  “se mantiene en suelos que, de otro modo, difícilmente podrían ser usados para agricultura”.

El vino, como palanca de recuperación

En cuanto a la pandemia y sus graves consecuencias, García-Page ha subrayado la importante afectación de la crisis sanitaria, por lo que ha considerado que “es preciso poner en marcha un plan de recuperación”.