Noticias Regional

García-Page alaba el trabajo de las profesionales de los Centros de Acogida y apela a la “constancia” en la lucha contra la violencia machista

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha alabado el trabajo “discreto, sereno y en muchas ocasiones, en casi todas, opaco” de las profesionales de los Centros de Acogida y ha apelado a “mantener la constancia y la perseverancia” contra la violencia de género en “un mundo cada vez más complejo”. A este respecto, el jefe del Ejecutivo autonómico ha resaltado que la Comunidad Autónoma “ha ido a la vanguardia” en esta “pelea por la vida”.

Así lo ha señalado el presidente regional en el acto institucional con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se ha celebrado en el Palacio de Fuensalida, en el que se ha reconocido la incesante labor de las y los profesionales de los quince Centros de Acogida que, distribuidos por la Comunidad Autónoma, atienden las necesidades de las mujeres víctimas de la violencia de género, así como las de sus hijas e hijos.

Desigualdad, también fiscal

Durante su intervención, Emiliano García-Page ha relacionado la lucha por la igualdad en la sociedad española con la desigualdad que propician los distintos regímenes fiscales vigentes en todo el territorio nacional. De este modo, ha asegurado que el Estado autonómico “no se ha inventado para que las autonomías nos hagamos trampas fiscales entre unos y otros, a ver quién pesca más contribuyentes”.

Con el objetivo de “no perder los valores de fondo”, el presidente autonómico ha reiterado su apuesta “por una ley de armonización fiscal que corrija los desmanes, los aprovechamientos, y las trampas fiscales” y ha aclarado que el Gobierno de Castilla-La Mancha planteará, en el mes de enero, “una ley en positivo para que en España no haya guerras fiscales entre las autonomías”.

En términos similares, el presidente regional se ha referido a los Presupuestos Generales del Estado “que España dice que puede terminar sacando adelante con la gente que ha hecho de la desigualdad y el privilegio territorial su ´leit motiv´, su argumentario político.