Cultura Noticias

Nuevo éxito de Quercus Robur con la Novena Sinfonía de Beethoven en la localidad valenciana de Torrent.

Junto al Coro Femenino de Tomelloso y la Orquesta Filarmónica de la Mancha

El Coro de Voces Graves Quercus Robur triunfaba de nuevo el pasado fin de semana en la localidad valenciana de Torrent con un cuidado montaje de la Novena Sinfonía de Beethoven, junto al Coro Femenino de Tomelloso y con la música de la Orquesta Filarmónica de la Mancha (OFMAN).

Cumpliendo estrictamente las directrices sanitarias ofrecían un gran espectáculo musical con la que puede considerarse cono la obra más grande compuesta por Ludwing Van Beethoven, declarada patrimonio de la humanidad, su novena sinfonía, en el 250 aniversario del nacimiento del compositor alemán. La excusa perfecta para regresar a los escenarios después de la participación  en la ópera “El Barbero de Sevilla” en Medinaceli el pasado mes de agosto.

Con la confianza puesta en los dos Coros por parte de la Orquesta Filarmónica de la Mancha , dirigida impecablemente por Francisco Antonio Moya, y completando el mismo, Alicia Hervás (soprano), Beatriz Lanza (mezzosoprano), Rodolfo Albero (tenor) y Giorgio Celenza (Bajo) como solistas.

Un nuevo reto que asume el Coro local de Voces Graves que busca superarse en cada espectáculo, recibiendo al término de la Novena de Beethoven, los fervientes aplausos del público en el Auditorio de Torrent.

Un gran esfuerzo en cuanto a interpretación pero también todo un reto el hacerlo cumpliendo estrictamente todas las medidas sanitarias, en cuanto a distancia en el escenario y añadiendo las mascarillas. Aun así se demuestra que se puede seguir haciendo cultura adaptada a los tiempos que impone la situación sanitaria.

Satisfechos en Quercus Robur por este nuevo éxito, reconociendo el director, Javier Benito Funes que para ambos coros, la interpretación de la Novena de Beethoven supone no solo una satisfacción personal, sino la gran ilusión de poder compartir esta obra  con el  público, sobre todo en estas complicadas circunstancias.

Así se adapta el Quercus Robur, con una agenda repleta de conciertos que dependen de cómo evoluciones la pandemia pero con ilusión y ganas por seguir ofreciendo al público todo el trabajo que siguen realizando ya que no han dejado de ensayar y de preparar nuevos montajes.

No en vano tiene previsto para el mes de noviembre su tradicional Festival de Voces Graves, con las ganas de poder presentar de cara al 31 de octubre, en Villarrobledo, el Réquiem de Mozart, otro importante reto, con otra gran obra para el Quercus Robur, que presentarían unos días antes en la localidad de Socuéllamos, con intención de representar las óperas Aida o Rigoletto en Tomelloso a finales de noviembre y en diciembre, el Barbero de Sevilla en Toledo.