Noticias

Los gimnasios vuelven poco a poco a la normalidad extremando las medidas de higiene.

La pandemia del coronavirus ha transformado por completo nuestras vidas. Desde que se decretara el estado de alarma, nos tuvimos que aislar en nuestras casas para evitar la propagación del virus.

Cerraban comercios, peluquerías, bares, restaurantes y también gimnasios y muchos optaban por hacer ejercicio en casa aunque muchos otros perdían poco a poco la forma conseguida tras el duro trabajo en el gimnasio.

Desde el pasado lunes, con la vuelta  a la nueva normalidad abrían los gimnasios locales señalando José Julián Hergueta, gerente del gimnasio el Fraile, que había ganas de volver  y de practicar deporte después de tantos meses de parón.

Facilidades para la vuelta ya que las cuotas pagadas se congelaron con el cierre y se reanudan ahora para todos aquellos que decidan volver, sabiendo que pueden hacerlo con todas las medidas higiénicas que pasan por el uso de mascarilla si no es posible la distancia de al menos un metro y medio entre usuarios y la desinfección de manos y de aparatos tanto antes de su uso como después para lo que el gimnasio pone a disposición los productos necesarios siendo imprescindible el uso de toalla.

Así mismo se lleva un mantenimiento reforzado en la limpieza y desinfección en vestuarios y aseos.

Las clases colectivas se retoman con aforos limitados del 50 % manteniendo la distancia de seguridad con lo que la actividad deportiva en los gimnasios poco a poco vuelve a la normalidad siguiendo unas normas básicas que como añaden desde el centro deportivo son recomendables aunque no existiera COVID-19.

Todas estas medidas son respetadas por los usuarios que están concienciados con mantener la seguridad propia y de los demás.

De momento no existen problemas de aglomeración ya que la reincorporación al deporte está siendo gradual sumado a que la época veraniega siempre supone un descenso de usuarios pero satisfechos de ver que los clientes veteranos regresan y que otros nuevos se animan a practicar deporte aconsejando que tras el confinamiento el ejercicio se comience a realizar poco a poco para evitar sustos y lesiones.

Animan a reincorporarse a las rutinas deportivas en los gimnasios o a comenzar a realizarlas ya que el deporte es una forma de mantener hábitos saludables con la garantía de que los gimnasios en Villarrobledo son lugares seguros que mantienen todos los protocolos y donde los usuarios respetan todas estas normas.