Noticias

Los ciudadanos de Villarrobledo no quieren volver atrás y se habitúan a “la nueva normalidad”

Tras unas semanas de desescalada con su dosis de incertidumbre la llamada “nueva normalidad” ha llegado con un consiguiente cambio de hábitos en nuestras vidas que hemos venido “ensayando” durante los últimos meses.

Meses complicados de confinamiento de los que se salía poco a poco y ahora Villarrobledo vuelve al ajetreo en sus calles, comercios y terrazas pero todo ello con el gel hidroalcohólico como protagonista, sin olvidarnos de la mascarilla, evitando el contacto, manteniendo las distancias y evitando aglomeraciones.

Una nueva situación a la que parece que nos hemos acostumbrado pronto en la ciudad aunque alertando sobre aquellos que no respetan las normas y que ponen en peligro la salud propia y de los demás.

Criticas para los que olvidan que el virus sigue entre nosotros y que aunque de momento podemos volver a nuestras vidas no se debe permitir volver atrás.

Responsabilidad y sentido común son las mejores armas para seguir combatiendo el virus y evitar los posibles rebrotes siendo que aun hay muchas personas que no olvidan los difíciles momentos vividos con el largo encierro y concienciados de que hay que cuidarse con las medidas que tenemos a nuestro alcance

La gente joven en su mayoría entienden lo complicado de la situación, entendiendo que es verano, vacaciones y que hay que divertirse pero ellos mismo dicen que con mucho sentido común, después de muchos meses recluidos.

En el lado opuesto, los mayores, que vuelven a salir conscientes de que han sido los más castigados por el virus pero a la vez deseando volver también a la normalidad con más precauciones si cabe.

Así volvemos a la vida “rara normal” en Villarrobledo porque aunque parece que los meses de confinamiento quedan lejos fueron hace pocas semanas y con muchas personas que han padecido la enfermedad y otras muchas que no pudieron superarla por lo que no debemos bajar la guardia.