Noticias

La cosecha de cereal de 2020 espera un incremento del 50% respecto al año pasado

Inmersos en la cosecha de cereales de 2020, la campaña se ve con previsiones muy favorables tanto en calidad como en cantidad, después de una primavera húmeda y fresca.

Así lo explica, Caridad Morcillo, ingeniero técnico agrícola en la empresa local Agrícola Villarrobledo, señalando que las precipitaciones registradas durante la primavera, habitualmente seca en nuestra zona, han favorecido los rendimientos por hectárea, especialmente en las explotaciones de secano, por lo que se espera que el incremento de la producción con respecto al año pasado se sitúe entre el 45 y el 50%. De hecho, hay quien ya habla de campaña récord este año.

Un año en que precisamente el incremento en las precipitaciones ha generado ciertos problemas de enfermedades y hongos que han tenido que ser tratados, una cierta merma que se suple con el incremento de la cosecha de este año.

Por el contrario se habla de precios a la baja lo que podría comprometer la campaña para algunos productores por lo que a la espera de que los precios se estabilicen ya que aun queda mucha siega, es preferible no precipitarse en la venta.

Caridad Morcillo señala que la pandemia no ha detenido las labores del campo en cuanto preparación y tratamiento del cultivo para la siega y que ahora en plena campaña se adoptan todos los protocolos sanitarios y de seguridad para los trabajadores y en las relaciones con los agricultores.

Castilla-La Mancha registra una superficie cultivada de 1,4 millones de hectáreas dedicadas a los cereales, siendo la región una de las más productoras en este ámbito, la segundo después de Castilla León.

Nuestra zona cuenta con una extensión de cultivo de cereal en torno a las 350.000 hectáreas con una importante producción de cebada, teniendo el cereal su principal mercado dentro de las fronteras del país e incluso teniendo que importar producto debido a que la producción no es suficiente para abastecer la demanda.