Noticias Política Regional

Núñez lamenta que los diputados nacionales del PSOE de Page participen del pacto PSOE-Bildu para derogar la reforma laboral del PP

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha lamentado que los diputados nacionales del PSOE de Emiliano García-Page hayan participado del pacto que ha suscrito la dirección nacional del PSOE con Bildu, para derogar la reforma laboral que aprobó el anterior Gobierno del PP.

Núñez ha criticado que este pacto con una organización “que no ha condenado nunca los crímenes terroristas de ETA” sea para cambiar las leyes del mercado laboral en un momento de “especial dificultad para la economía y el empleo” en España, donde todos los indicadores señalan que “puede haber una caída importante del empleo en nuestro país”.

Y todo esto, según ha incidido el líder del PP-CLM, para que Pedro Sánchez pueda seguir manteniendo el Estado de Alarma, cuando “todos sabemos que hay alternativa”, como ya ha expuesto el presidente del PP, Pablo Casado, de “hasta 6 leyes que pueden permitir concentrar el mando sanitario sin necesidad del Estado de Alarma”.

Para Núñez también es preocupante la actitud de Ciudadanos, “por desconocimiento o no”, pero ayer la formación participó de ese apoyo a Sánchez para que sacara adelante una nueva prórroga del Estado de Alarma, pero en esta ocasión con la derivada de que Sánchez tenía “un nuevo socio” que era Bildu con el compromiso de la derogación de la reforma laboral.

El presidente de los ‘populares’ en Castilla-La Mancha ha reclamado a los alcaldes socialistas “de buena fe” y que “sienten vergüenza de que su partido pacte con Bildu” la derogación de la reforma laboral, que clamen “públicamente” en contra de este acuerdo y que pidan “que se rechace”, así como que “se anule la votación” de ayer en el Congreso y “haya una nueva”, ya que este pacto “nos lleva a la ruina a Castilla-La Mancha y a España”.

DESTRUCCIÓN DE MILLONES DE TRABAJOS

En este sentido, Núñez ha aseverado que derogar la reforma laboral del PP conlleva la destrucción de millones de puestos de trabajo que van a tener difícil recuperación, lo que implica que Castilla-La Mancha tenga “serias dificultades económicas y de empleo en el corto y en el medio plazo”.

De otro lado, Núñez ha indicado que el PP-CLM sigue exigiendo a Emiliano García-Page “lo mismo que hace 15 días”, ya que la responsable de negociar un posible pacto por la recuperación económica y social de Castilla-La Mancha, garantizando la sanidad y la educación, Ana Guarinos, lleva dos semanas esperando que el vicepresidente de Page, José Luis Martínez Guijarro, convoque a una reunión a los ‘populares’ para conocer la “fotografía fija” de la región.