Deportes Noticias

El CP Villarrobledo afronta su segunda temporada en Segunda B con “con ganas, ilusión y muchos proyectos”.

El CP Villarrobledo jugará la temporada 2020-2021 en Segunda B tras la decisión de la Federación de dar por terminada definitivamente la competición y de que no se produzca descenso de equipos por lo que el Club local seguirá compitiendo en esta categoría a la que llegaba hace prácticamente ya un año.

Así lo explica Bernardo de la Cruz, Presidente del Club que señala que la decisión de suspender la competición y de que los equipos no desciendan era la más lógica, faltando aun 10 jornadas por disputar y con muchos puntos en juego y con todo por decidir. Aunque apunta que las circunstancias no hayan sido las mejores ya que siempre lo que quieren los equipos es conseguir los objetivos en el campo, reconoce que la decisión beneficia al club rojillo.

Bernardo de la Cruz repasa la temporada pasada, un año lleno de momentos buenos y momentos malos, consiguiendo sacar a flote económicamente al Club, consiguiendo el ascenso y sufriendo mucho en cada partido pero siempre luchando hasta el final y siempre con el apoyo incondicional de la afición.

Agradece el Presidente todo el apoyo recibido por parte de los aficionados pero también el compromiso y profesionalidad de la plantilla y cuerpo técnico que aun habiendo afrontado un proceso de ERTE, no han dejado de seguir preparándose vía on line y desde el confinamiento para un posible reinicio de la temporada que finalmente no ha sido posible.

Una pequeña familia a la que de la Cruz reconoce su entrega y su capacidad de lucha aun en los peores momentos, admitiendo que sus días en el césped definitivamente han llegad a su fin, dedicándose por completo a las labores de dirección que es donde afirma el Presidente que puede ayudar más al Club en estos momentos.

El CP Villarrobledo afronta la próxima temporada con ilusión y con ganas y sobre todo con más experiencia en la categoría, pensando ya en confeccionar una plantilla competitiva y sobre todo con nuevos proyectos y sorpresas en las que han estado trabajando en los últimos meses. Sorpresas que de la Cruz aun no desvela pero que tienen como objetivo seguir manteniendo la ilusión de la afición y facilitarles poder seguir apoyando a su equipo.

Un siempre optimista Bernardo de la Cruz que espera que la temporada que viene traiga muchos éxitos, compitiendo en un grupo donde al menos los desplazamientos no sean a tanta distancia y que a pesar de esta nueva forma de normalidad a la que nos enfrentamos sea una gran temporada para el CP Villarrobledo.