Noticias

El Alcalde reitera el compromiso del Gobierno Municipal con el mantenimiento de las tradiciones locales.

El alcalde, Valentín bueno, junto a los concejales del Gobierno, Bernardo Ortega y Cristina García visitaban a los miembros de la Hermandad de San Antón que se encuentran preparando ya la fiesta en honor al patrón de los animales, que se celebra el próximo fin de semana.

Una de las costumbres más arraigadas de esta celebración es la preparación de los tradicionales tostones, trigo y cañamones tostados y “casados” que después reparten entre los miembros de la Hermandad y entre todos los vecinos y vecinas que les acompañan durante la fiesta.

Una fiesta que como comenta el Presidente de la Hermandad de San Antón, Manuel Laguía, se preocupan por mantener, adaptándose a los tiempos y esperando el relevo generacional que asegure su continuidad en el tiempo.

Explica que en ese empeño siguen preparando durante días los tostones, han invertido en la compra del estandarte de la Hermandad y en las andas del santo, esperando con ilusión que sean muchos los vecinos y los niños y niñas que les acompañen durante el fin de semana a los actos programados y que comenzarán el sábado 18 con la luminaria  a las 9 y media de la noche con el reparto de zurra y tostones dando paso el domingo 19 a la misa en honor al santo a las 11 de la mañana en la iglesia de las carmelitas con la posterior bendición de los animales y una pequeña procesión por los alrededores, junto a las carrozas y caballos que acudan como cada año.

Para el alcalde, la Hermandad de San Antón es un ejemplo más de cómo se sigue luchando por el mantenimiento de las tradiciones locales, recordando que en su día San Antón fue una fiesta de las más importantes de Villarrobledo en la que los agricultores disfrutaban del descanso viniendo al pueblo con sus carros y galeras a recibir la bendición para sus animales de los que tanto dependían. Un legado que “han dejado nuestros mayores” que debe mantenerse en el tiempo como una de las señas de identidad de la localidad.

Una fiesta que se ha adaptado a los tiempos ya que ahora son las mascotas y los animales de compañía los que son bendecidos con una gran participación de vecinos, grandes y pequeños cada domingo de San Antón.

Para Valentín Bueno es importante seguir apoyando el trabajo, en este caso de la Hermandad de San Antón para que las raíces y costumbres no se pierdan animando a la participación de todos para acompañar en esta fiesta que es para toda la ciudad y que con tanto trabajo preparan cada año desde la Hermandad.