Noticias Política

El Pleno del Ayuntamiento aprueba la modificación de Ordenanzas Fiscales y el acogimiento al Fondo de Ordenación para dotar de liquidez a las cuentas del Consistorio.

Un pleno que comenzaba con un minuto de silencio por las víctimas mortales de la localidad de Caudete a causa del temporal y donde se aprobaba, en su sesión ordinaria del mes de Agosto, la modificación de Ordenanzas Fiscales a propuesta del Equipo de Gobierno, con la que se modifican las tasas de agua, alcantarillado o depuración así como los impuestos de Actividades Económicas y el IBI.

Una medida que fue aprobada con los votos a favor de los dos concejales del grupo Ciudadanos, votando el contra el grupo Socialista y Se Puede Villarrobledo y que supondrá unos ingresos que rondarían los 700.000 euros adicionales por año, para las arcas del Ayuntamiento.

Una medida que desde el Gobierno Municipal se proponía como paso previo para que el Ayuntamiento pudiera acogerse al Fondo de Ordenación del Ministerio mediante el cual el Estado asume los préstamos bancarios del Ayuntamiento que se encuentran en situación “de prudencia financiera” (intereses muy bajos), dando un plazo para su devolución de 10 años siendo los 2 primeros de carencia.

Esta segunda medida económica propuesta por el Equipo de Gobierno fue aprobada también con los votos a favor de Ciudadanos y los votos en contra del resto de grupos de la oposición.

Desde el Ejecutivo local se afirma que con estas dos medidas se conseguirá dotar de mayor liquidez al Ayuntamiento a corto y medio plazo siendo que actualmente existe una importante tensión de Tesorería, y se podrá hacer frente a los pagos pendientes del Consistorio con trabajadores municipales y proveedores, con el fin de rebajar el tiempo medio de pago, y a la vez, tener la opción de realizar inversiones en la ciudad para ofrecer servicios más servicios a los ciudadanos.