Noticias Política

El Partido Socialista lamenta que finalmente fuese aprobada ayer en Pleno “la subida de impuestos y el Plan de Ajuste” propuestos por el Gobierno.

La Portavoz del Partido Socialista, Caridad Ballesteros, señala que ayer asistían “con gran tristeza” a la aprobación de la segunda parte del Plan de Ajuste que dice que el PP iniciaba en el año 2012 y que señala que “condicionará la vida del Ayuntamiento” y de la ciudad hasta el año 2033.

Un plan de ajuste que según Ballesteros deja al Ayuntamiento con muy poca capacidad de maniobra y con el que se suben los impuestos a todos los ciudadanos y ciudadanas de Villarrobledo.

Explica la portavoz que cuando un Ayuntamiento se acoge a un Plan de Ajuste debe aceptar las condiciones que en este caso el Ministerio impone. Señala que el Plan de Ajuste suscrito en 2012 conllevaba dice el despido de trabajadores y la imposibilidad de realizar nuevos contratos, medida que el PP impuso y llevó a cabo, resultando luego dichos despidos ilegales, costando su readmisión la cantidad de 1 millón y medio de euros al Ayuntamiento.

“Esta segunda” parte del Plan de Ajuste dice la portavoz que se “ceba con toda la población” y que afirma que “afectará especialmente a los más vulnerables”.

Para el Partido Socialista esta solución adoptada por el PP “es la más fácil, la más rápida” y con la que dice la portavoz que se ha evitado que el PP “trabaje buscando otras vías”. Una solución que afirma que pasa porque “todos y todas paguemos para que ellos no hagan su trabajo, mientras se recorta en todo lo social”.

Insiste en que en apenas 100 días de Gobierno ya se ha suscrito un nuevo Plan de Ajuste cuando dice que la situación no puede ser muy diferente a la que había antes de elecciones y en la que el Gobierno Socialista atendía “todas sus obligaciones, sin subir impuestos, dando empleo, bajando la deuda y revitalizando los servicios municipales”.

Caridad Ballesteros reitera que el Partido Socialista bajó la deuda del Ayuntamiento en 21 millones de euros, mostrando un informe de Intervención con estos datos y aludiendo a la declaración de la concejal popular Amalia Gutiérrez en pleno que desmentía esta información.
Por el contrario, señala que la deuda que redujo el Partido Popular en sus anteriores cuatro años y que queda reflejada en las actas de pleno de octubre de 2015, fue de 4 millones de euros.

Volviendo a la sesión de pleno, señala la portavoz socialista que las medidas aprobadas ayer, “no habrían sido posibles sin la rendición absoluta de Ciudadanos al PP”, que había prometido en campaña que no subirían los impuestos a los que dice que han mentido.

Además para Ballesteros, se ha llegado a esta situación por la “inacción” de SPV que dice que se negó en 2016 a apoyar un Plan de Pago a Proveedores que afirma que hubiera colocado al Ayuntamiento en disposición de salir del Plan de Ajuste de 2012.
Incide en que SPV “tendrá que responder de su boicot constante al Partido Socialista en la pasada legislatura” y por lo “lesivo” de su política para “toda la izquierda de este pueblo”.

Un partido que Ballesteros dice que “presume” de ser izquierdas pero que añade que lo único que ha hecho ha sido “impedir un gobierno de izquierdas, permitiendo un gobierno de derechas”.