Noticias Política Regional

El Gobierno de Castilla-La Mancha inicia el proceso de planificación del agua de esta legislatura con la Federación de Regantes de Castilla-La Mancha

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha iniciado el proceso de conformación de una posición regional en materia de agua en la región con la Federación de Regantes de Castilla-La Mancha, constituida la legislatura pasada, en un encuentro mantenido esta mañana en la Delegación provincial de Albacete.

Esta reunión ha tenido un simbolismo especial, ya que, como ha indicado Martínez Arroyo, la Federación representa “a todos los regantes” y son ellos los que van a hacer la interlocución del Gobierno regional en materia de agua y, también, de la agricultura, en esta legislatura.

Ha recordado, además, que en Castilla-La Mancha, cuando hablamos de regadío, “hablamos de mayor valor añadido que el secano” y también mayor empleo, entre cuatro y cinco veces más de media.

En una región en la que riega el 14% de la superficie agrícola útil, “muy por debajo de la media nacional”, según el consejero, hay “mucho que avanzar” y “hay que hacer compatibles las cuencas hidrográficas con la actividad económica que permite mantener a la población en el medio rural”.

El agua para hacer frente a la despoblación

Durante las declaraciones realizadas a los medios de comunicación, ha dicho también que “tenemos que luchar contra la despoblación” por lo que en esta línea, “se está elaborando ya una Ley de Desarrollo Rural Territorial y Contra la Despoblación”.

Para Martínez Arroyo, si hay algo en Castilla-La Mancha que permite luchar contra la despoblación y hacer que nuestros ciudadanos se queden voluntariamente a vivir en sus pueblos es el agua, el acceso al agua en todos los sentidos y en esa dirección afirma que va a trabajar a partir de ahora de la mano de la Federación de Regantes de Castilla La Mancha”.