Noticias Política

Caridad Ballesteros afirma que Ciudadanos negoció con el PP de cara a la investidura a cambio de la contratación de un asesor externo para el grupo municipal naranja.

La Portavoz del grupo Municipal Socialista, Caridad Ballesteros, afirma tras la celebración del primer pleno de la legislatura que sorprende que el Partido Ciudadanos cuyos responsables en Villarrobledo afirmaban que llegaban a regenerar la política y a realizar una gestión económica del Ayuntamiento más eficaz, hayan entrado en la Corporación Local con la propuesta para la contratación de un “asesor” externo al personal municipal.

Un empleo que dice que supondría para las arcas municipales, la cantidad de más de 22.000 al año que apunta que es lo que reciben las asociaciones de autoayuda o los clubes deportivos en concepto de subvenciones, lo mismo que cuesta “un asesor al mes”.

Señala la Portavoz que desde el Partido Socialista no están en contra de que los grupos políticos cuenten con personal de confianza y de hecho esta es la práctica habitual, como habitual es también que se cuente con trabajadores municipales que no supone un coste adicional para la economía del Ayuntamiento.

No entienden que el concejal de Ciudadanos, Ángel Perea justificara esta decisión en función de su escasa experiencia en política ya que la persona que será contratada como asesor, según Ballesteros, tampoco dispone de ella y en todo caso, insiste, la experiencia la acreditan mucho más los técnicos municipales que dice que se encuentran sobradamente preparados.

Respecto a las negociaciones que Perea afirma haber tenido, Caridad Ballesteros afirma “taxativamente” que con el PSOE no mantuvo negociaciones algunas, entendiendo ahora señala, negociaron con el PP que “a cambio de un asesor externo” comprobando que dicha propuesta fue aprobada en pleno por el PP y por Ciudadanos.

Por su parte, la Secretaria de Organización Socialista, Rosario Herrera, insiste en que su grupo votó en contra del referido punto del orden del día por el coste que supone para el presupuesto del Ayuntamiento, en torno a los 80.000 euros en los cuatro años, pero además por haber sido llevado a pleno sin el preceptivo informe de intervención con lo que suponen que no existe dotación presupuestaria para hacer frente a la retribución de este personal de confianza. Una “irregularidad” con la que dice que no pueden ser cómplice.

Además apunta que precisamente el grupo de la oposición con menos concejales, solo 2, supone mayor gasto que el ayuntamiento que el resto de grupos con más concejales.

La portavoz critica también la actitud de SPV ya que dice que se pudo ver durante el transcurso de la sesión plenaria que de nuevo han elegido como enemigo al Partido Socialista, y lamentando que hayan comenzado la legislatura “frivolizando” en relación a su propuesta de congelar los sueldos de los concejales y de no aplicar la subida del IPC.

En este sentido señala que de la Ossa no manifestó nada al respecto cuando durante los cuatro años anteriores en los que fue portavoz si recibió en su sueldo este incremento del IPC.

Para Ballesteros el que SPV se ampare en las donaciones que realizaban con el sueldo de Mario de la Ossa, no justifica el que se pueda “jugar con ciertos temas”, incidiendo en que han sido muchas las críticas de miembros de SPV a los que dice que “han expulsado”, dudando del destino de las mencionadas donaciones.

Concluye señalando que desde el Partido Socialista defienden que la subida del IPC se aplique a todos los trabajadores como corresponde por ley, como corresponde a la aplicación de políticas de izquierdas.