Noticias Política Regional

El presidente García-Page muestra el orgullo de toda la región por la Guardia Civil e insiste en que Castilla la Mancha “no necesita policía autonómica”

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha considerado hoy que la Guardia Civil “es uno de esos cuerpos que solo pueden existir en naciones poderosas” como España. Por ello, ha querido transmitir su “orgullo” en nombre de toda la región por este cuerpo que dice que “está a la altura de España”.

Así lo ha manifestado este lunes en Toledo en el acto central del 175 aniversario de la fundación de la Guardia Civil, señalando que este cuerpo de seguridad pública “ha cumplido el cometido” con el que fue creado el 13 de mayo de 1844, cuando se aprobó el decreto fundacional de la Guardia Civil bajo la dirección del Duque de Ahumada.

Durante el acto, el presidente castellano-manchego ha recordado el lema de la Guardia Civil, “el honor es mi divisa”, y ha aseverado que “el honor es nuestro, de toda la región, que ha visto cómo se defiende su seguridad, que es el primer anhelo del ser humano”.

Una defensa que, en palabras de García-Page, se defiende “con mucha austeridad, necesidad y ejemplaridad”, que mantiene “preocupados las 24 horas” del día a la Guardia Civil. Un desvelo que también ha querido agradecer el presidente regional a las familias de los mandos, pues afirma que no todos los servicios públicos “condicionan tanto a las familias” como este.

Del mismo modo, ha reiterado que Castilla-La Mancha “no necesita policía autonómica” y ha subrayado que los vecinos y vecinas de la región “están orgullosos de la Policía, y especialmente en los muchos pueblos de la región y también de la Guardia Civil, ya que incide en que este cuerpo actúa especialmente en el mundo rural.

También ha recordado que España ha celebrado recientemente el 40º Aniversario de su Constitución y que la Guardia Civil, las fuerzas de seguridad del Estado y las fuerzas armadas “encabezan siempre el ranking de aprecio popular” entre la ciudadanía, “se encuentre España en el momento que se encuentre”.

García Page afirma que la Guardia Civil cumple con su trabajo por el mismo principio de legitimidad, “la Constitución, y por ningún otro”, y ha puesto en valor el papel determinante de la Benemérita en el recorrido de España a lo largo de las últimas cuatro décadas, en las que se ha convertido en un país avanzado y seguro.