Noticias Política Regional

El Ministerio de Hacienda certifica que Castilla-La Mancha cumplió los objetivos de déficit y deuda y la regla de gasto en el ejercicio 2018

El Ministerio de Hacienda ha certificado en un informe sobre el grado de cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria, sostenibilidad financiera y regla de gasto de las comunidades autónomas que Castilla-La Mancha cumplió en el ejercicio 2018 todos los objetivos fijados, es decir, el objetivo de déficit, el de deuda pública y la regla de gasto.

Tal como ha informado hoy en rueda de prensa el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, quien ha subrayado que el primer beneficio para la Comunidad Autónoma de cumplir con la normativa en materia de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera es que finaliza el denominado control reforzado que el Ministerio de Hacienda venía ejerciendo en relación a las cuentas de la región.

El segundo beneficio es que Castilla-La Mancha ya no está obligada a la elaboración de los Planes Económicos-Financieros que tenía que remitir al Ministerio de Hacienda y, el tercero, que a partir de ahora el acceso al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) será una decisión voluntaria de la Comunidad Autónoma.

Como consecuencia de este tercer aspecto, ha explicado el titular de Hacienda y Administraciones Públicas, la Comunidad Autónoma puede volver nuevamente a acceder a los mercados financieros para financiarse.

En concreto, el déficit en el ejercicio de 2018 fue del 0,36 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) regional, por debajo del objetivo del 0,4 por ciento del PIB.

En el informe del que tomó conocimiento el Consejo de Gobierno se recoge que el déficit de Castilla-La Mancha en lo que ha trascurrido de legislatura se ha reducido en un 75 por ciento, ya que de un déficit que en el ejercicio 2015 ascendía a 605 millones se ha pasado a finalizar el ejercicio 2018 con una cifra de 149 millones.

Un informe en el que también se señala que Castilla-La Mancha es la tercera Comunidad Autónoma de régimen común que mejor evolución ha tenido en relación con el indicador de la deuda y su porcentaje en relación con el PIB desde junio de 2015.