Noticias Política Regional

Núñez trabajará para romper el efecto frontera de Guadalajara con Madrid y aprovechar las oportunidades que ofrece a la provincia ser la puerta de Europa en España

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha expresado hoy su intención de trabajar para romper el efecto frontera de Guadalajara con la Comunidad de Madrid para que las empresas prefieran asentarse en la región frente a la comunidad vecina, bajando y suprimiendo impuestos, apostando por la logística del transporte y aprovechar de este modo las oportunidades que ofrece a la provincia al ser la puerta de entrada de Europa en España.

Así lo ha señalado el presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha esta mañana durante un encuentro con medios de comunicación en Guadalajara donde ha afirmado que para el desarrollo, es más necesaria que nunca la alternativa de Gobierno que ofrece el proyecto de Pablo Casado dado que según apunta, Sánchez y sus socios independentistas, comunistas y filoetarras “nos están conduciendo a la recesión económica, el descrédito internacional y al abismo de la independencia de Cataluña”.

Ha insistido en que “desde las elecciones del principio de la Democracia, no ha habido nunca unas tan trascendentales para España, “por la importancia de votar para garantizar la estabilidad del país y evitar una ruptura de España”.

Núñez asegura que “El 28 de abril solo habrá dos posibles presidentes del Gobierno, Casado o Sánchez” incidiendo en que “el valor seguro para España es Casado”. En ese sentido, ha apelado al voto unido en torno al PP de todos aquellos que no quieran seguir viendo a Sánchez como presidente.

En cuanto a la sanidad, ha mostrado su intención de revisar el contrato existente de transporte sanitario, que dice que es “altamente deficiente” y también ha avanzado que cuando el PP gobierne en Castilla-La Mancha, se recuperará la aplicación del Convenio Sanitario con la Comunidad de Madrid.

Anuncia así mismo, un plan de choque contra las listas de espera en los seis primeros meses de legislatura dotando al sistema de salud regional de la financiación necesaria para reducir drásticamente las cifras actuales y evitar lo que ocurre hoy en esta tierra. Señala que “De cada tres pacientes que esperan una intervención quirúrgica en España, uno es de Castilla-La Mancha y los otros dos del resto las comunidades del país”, un dato que dice que demuestra que son “las peores listas de espera de la Democracia y que los recursos en manos de los profesionales sanitarios, los más bajos”.

Medidas también en cuanto al deporte, creando una consejería específica y con el compromiso de apoyar al deporte en edad escolar, de potenciar las infraestructuras deportivas básicas y de respaldar el deporte de élite, haciéndolo dice, de la mano de las asociaciones, federaciones y clubes deportivos castellanomanchegos. A la vez que señala que es una forma de dinamizar la actividad económica y turística de los municipios a través de eventos deportivos, porque afirma que el deporte es salud, es educación y bienestar pero también un motor de generación de riqueza y empleo.

De cara a combatir la despoblación, Núñez explica que trabajará “con bonificaciones fiscales para el mundo rural, con una reducción de la cuota de autónomos, con deducciones en la renta y potenciando una mejora de la comercialización de productos agroalimentarios, llevando internet a cada rincón y facilitando y agilizando la normativa urbanística y medioambiental, para que sea más fácil crear un negocio en el mundo rural”, junto a las propuestas para combatir el Reto Demográfico que ha propuesto Pablo Casado, como la creación del Ministerio de Familia.

En materia hídrica, ha recordado su intención de conformar una mesa en la que estén representados todos los sectores con intereses en este campo para acordar una posición regional común con la que acudir al Pacto Nacional por el Agua.