Noticias Regional

El presidente García-Page anuncia 20 nuevos centros educativos, 100 ampliaciones y 500 obras de reforma en la próxima legislatura

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha comprometido un total de 20 nuevos centros educativos, 100 ampliaciones de infraestructuras ya existentes y otras 500 obras de reforma en instalaciones docentes de la región a lo largo de la próxima legislatura, como parte del II Plan de Infraestructuras Educativas 2019-2023 que se presentará el próximo 20 de febrero en Guadalajara.

Así lo ha adelantado el presidente de Castilla-La Mancha durante el acto institucional del Día de la Enseñanza 2019, que se ha celebrado este viernes en la Casa de Cultura de Motilla del Palancar (Cuenca), bajo el lema ‘40 años aprendiendo en democracia (1978-2018)’.

El presidente regional ha asegurado que “la próxima legislatura será aún más importante para la educación de lo que lo ha sido esta” y, por ello, se seguirá invirtiendo en la mejora y ampliación de la red de centros educativos de Castilla-La Mancha, tras un primer plan, ejecutado a lo largo de los últimos cuatro años que, una vez concluido, habrá supuesto la materialización de un total de 109 actuaciones con una inversión de casi 100 millones de euros; un programa, ha recordado García-Page, que ha superado las previsiones iniciales y que se ha incumplido “por exceso”, gracias a las paulatinas actualizaciones que se han realizado durante su desarrollo.

Además, con el objetivo de “poner en primera línea a nuestro sistema educativo”, el jefe del Ejecutivo autonómico ha adelantado la recuperación de las “bonificaciones y ayudas” en los servicios de transporte para el alumnado de Bachillerato y Formación Profesional a lo largo de la próxima legislatura.

Medidas, ha explicado García-Page, que se sumarán a otras iniciativas y avances “que están llegando de la sociedad” y que se materializarán a través de acuerdos con instituciones y empresas.

Cumplimiento del objetivo de déficit

En este contexto, el presidente de Castilla-La Mancha ha defendido la necesidad de seguir apostando por “recuperar” el sistema educativo en su conjunto, incluyendo los derechos laborales y “condiciones” de los docentes que se habían perdido o se habían socavado, algunas de las cuales, ha recordado, se ha recuperado de manera “razonable e inteligente” y contando con la colaboración de la mayoría de las fuerzas sindicales del ámbito de la enseñanza.

Una recuperación de derechos y mejora de los servicios educativos de la región que, según afirma, se logrará además, cumpliendo con el objetivo de déficit marcado por el Estado para las autonomías.

En este sentido, García-Page ha adelantado que, “en pocas semanas”, el Gobierno regional espera poder “demostrar” que, no solo “”se va a cumplir con el objetivo” sino que, además, se habrá podido alcanzar esta meta “recuperando el circuito de la economía pública y privada”, lo que, asimismo, servirá para corroborar dice, “que los docentes y sanitarios no eran los culpables de la crisis”.

Contra la recentralización de la Educación

Al hilo de estas declaraciones, el presidente regional se ha mostrado contrario a la postura, defendida por algunos partidos políticos, de devolver las competencias en materia educativa de las autonomías al Estado.

Una situación que, afirma García-Page, tendría “consecuencias” tanto para el profesorado, como para el alumnado y las propias infraestructuras educativas, ya que, dice, que ha sido desde el autonomismo desde donde se han atendido las necesidades específicas de una región con las particularidades demográficas y geográficas de Castilla-La Mancha.