Noticias Regional

Castilla-La Mancha contará con una estrategia por el empleo femenino para reducir la brecha salarial y fomentar la igualdad en el acceso laboral

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado hoy que en la próxima legislatura se va a poner en marcha una estrategia por el empleo femenino que permitirá mejorar el equilibrio de género en el mercado de trabajo, fomentando la igualdad en el acceso al empleo e impulsando la promoción profesional de mujeres, así como la reducción de la brecha salarial, y que será formalizada en verano.

Una estrategia, que según ha explicado el presidente, nuevamente estará consensuada con empresarios y sindicatos, a quienes ha agradecido su “enorme colaboración y lealtad” durante estos años.

Se trata, de una iniciativa “muy simbólica”, ya que afirma García Page que desde el comienzo de la legislatura se han hecho “muchas cosas en relación con la gente que lo estaba pasando peor” en términos sectoriales, como los parados de larga duración o en desempleo juvenil. En este sentido, García-Page ha recordado que se ha pasado de ser la Comunidad Autónoma donde más empleo joven se destruía a ser la que más empleo joven está creando”, siendo el año pasado “la segunda región que más redujo el paro de España” y donde más empresas se crearon.

El acceso de la mujer al mercado laboral, clave en el cambio de España

García-Page ha puesto de relieve que España “no hubiese llegado a tener el nivel de modernización, avance y cambio” que ha registrado a lo largo de los últimos cuarenta años, si no hubiese sido por la incorporación de la mujer al mercado laboral.

Más de siete millones de mujeres que han accedido al empleo en estas cuatro décadas, bien por cuenta ajena o mediante el emprendimiento, sin las que afirma que “no se podría explicar el cambio experimentado en este país”, con una sociedad que es hoy “infinitamente más abierta”.

Por el contrario, ha criticado los planteamientos “reaccionarios y muy absurdos” que se están haciendo ahora en España de los que dice que “que no muestran un cambio”, señalando que de esta manera “van a terminar por prohibir hasta el divorcio”. Y todo ello, dice, porque “hay gente que se está pasando muchos pueblos en planteamientos absurdos que no explican la España de hoy” y que funcionan a modo de “moviola” para volver a ver jugadas del pasado “que no queremos volver a ver”.