Noticias Regional

El presidente regional adelanta que los presupuestos del Estado para 2019 serán “magníficos” en infraestructuras para Castilla-La Mancha

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que el Presupuesto que el Gobierno de España tiene previsto abordar en el Consejo de Ministros de este viernes será “magnífico” en materia de infraestructuras para la región, al mismo tiempo que ha agradecido al Ministerio de Fomento la “disposición y disponibilidad” demostrada en torno a las “previsiones y expectativas” en materia de carreteras, ferrocarril, logística de transportes y tráfico aéreo de la Comunidad Autónoma que contempla dicho documento.

Así lo ha subrayado el jefe del Ejecutivo autonómico tras la reunión que ha mantenido con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

El presidente de Castilla-La Mancha ha valorado la sensibilidad del Ejecutivo central para con diferentes proyectos en materia de infraestructuras para la región que, si bien habían tenido reflejo en otros proyectos presupuestarios anteriores, aún no se habían materializado, así como para los “planes estratégicos” esgrimidos durante la reunión por el ministro Ábalos en relación con otras inversiones de importancia en esta materia.

El presidente de Castilla-La Mancha ha desgranado por provincias algunos de los principales asuntos tratados durante la reunión que se ha celebrado este martes en el Palacio de Fuensalida.

Así, en cuanto a la provincia de Albacete, ha valorado el “espaldarazo definitivo” que recibirá el desarrollo de la autovía A-32 -que unirá la capital albaceteña con la ciudad de Linares (Jaén)- gracias a los Presupuestos Generales del Estado de 2019.
Además García Page ha trasladado el “compromiso claro” expresado por José Luis Ábalos sobre la dotación de un tercer carril al tramo de autovía entre Albacete y Chinchilla de Montearagón que, actualmente, presenta problemas de “colapso”.

En cuanto a la provincia de Cuenca, el presidente de Castilla-La Mancha, ha asegurado que, al igual que sucede con la conexión por vía de gran capacidad entre Ciudad Real y Toledo, el Gobierno regional tampoco renuncia a la autovía Cuenca-Teruel, a pesar de que sí hayan dejado caer este proyecto prácticamente todas las instituciones de ambas provincias gobernadas por el Partido Popular.

García-Page también ha adelantado que el Ejecutivo autonómico y el central van a “actualizar” los compromisos en torno al desarrollo de la autovía de La Alcarria –entre Tarancón, en la provincia de Cuenca, y Guadalajara capital– y la autovía del Júcar.
Unas carreteras que, tal y como ha señalado el presidente de Castilla-La Mancha, servirán para completar el desarrollo de la llamada M-80 alrededor de la Comunidad de Madrid y que, al mismo tiempo, facilitará la conexión de la provincia de Cuenca con las regiones del Levante y la vinculación de comarcas industriales como la Manchuela.

Infraestructuras que, ha explicado García-Page, dependen de un convenio suscrito años atrás con el Estado y que asegura que “el Partido Popular ha incumplido durante ocho años”.