Noticias Regional

El presidente García-Page apuesta por una segunda legislatura que sitúe a la región en una dinámica de “aprovechamiento por encima de la media”

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha apostado por “seguir dándole la vuelta” a la situación encontrada por el Gobierno regional tras los cuatro años de mandato del Partido Popular, con una segunda legislatura que, al mismo tiempo, sitúe a la Comunidad Autónoma “en una dinámica de aprovechamiento del crecimiento económico por encima de la media nacional”.

Así lo ha adelantado el jefe del Ejecutivo autonómico durante el desayuno informativo que ha mantenido este jueves con medios de comunicación en el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia de Castilla-La Mancha, donde ha avanzado que planteará en los próximos meses que “la trayectoria de estos años, avala con claridad lo que el actual gobierno regional haría en los siguientes”.

Entre los objetivos de cara a un segundo mandato, el presidente de Castilla-La Mancha ha apostado igualmente por aportar certidumbre a la pertenencia de la región y de España a la Unión Europea, la economía de mercado “que se ha legitimado en estos últimos años”, y también “el objetivo y el reto” de seguir recuperando “los servicios básicos más elementales”, como el apoyo público a la creación de empleo, la Educación, la Sanidad o la Dependencia, entre otros.

El presidente de Castilla-La Mancha ha reflexionado asimismo sobre la excepcionalidad de los últimos años a nivel político, tras un período de casi cuatro décadas donde “había una cierta previsibilidad” y un contexto “relativamente estable”. En el caso de la región, García Page ha valorado el hecho de haber podido mantener su palabra y su proyecto a pesar de las circunstancias.
Según García Page, se ha alcanzado el objetivo de demostrar que “el actual gobierno regional es la otra cara de la moneda”, respecto al anterior Ejecutivo autonómico del Partido Popular.

Casi cuatro años de mandato, iniciados en junio de 2015, caracterizados, ha explicado el presidente regional, por una línea de actuación “razonablemente recta; razonablemente coherente” guiada por un programa de gobierno “reconocido y reconocible”.

En este mismo sentido, ha asegurado sentirse “muy orgulloso” de la “complicidad” alcanzada con la mayoría del tejido social y económico de la región en la labor de reconstrucción de los servicios públicos a través de los pactos alcanzados tanto con empresarios, como con sindicatos y “asociaciones de todo tipo”.

El presidente García-Page ha valorado que ésta haya sido la legislatura en la que se ha conseguido reducir el desempleo en más de 100.000 personas, frente a los más de 50.000 parados que acumuló el mandato 2011-2015, con el Partido Popular al frente del Gobierno regional.

El presidente García-Page también ha subrayado la defensa de los recursos naturales llevada a cabo durante la presente legislatura, así como que Castilla-La Mancha se haya convertido en un referente a nivel nacional en el aprovechamiento del sol, el viento y el agua para producir energías limpias.

En este punto, el presidente regional ha recalcado que, aunque “no gustan los trasvases que aprueba el Gobierno de España”, celebra que el Ejecutivo central haya comenzado a plantear que el futuro del Levante pase por la desalinización y la paulatina reducción de las aportaciones de otras cuencas, en referencia al trasvase Tajo-Segura.

El presidente de Castilla-La Mancha también ha valorado que Castilla-La Mancha se ha colocado a la cabeza del conjunto de las autonomías tanto en gasto sanitario como en inversión educativa, “donde nos encontramos con un desabastecimiento tremendo”, al inicio de la presente legislatura.

Del mismo modo, ha celebrado que se haya “batido récord” en relación con la prestación de los servicios de dependencia después del “socavón” creado por el anterior Ejecutivo autonómico y que, al mismo tiempo, se hayan planteado legislaciones pioneras como la Ley de Protección y Apoyo Garantizado para Personas con Discapacidad de Castilla-La Mancha o haber podido recuperar prestaciones suprimidas durante los cuatro años del gobierno ‘popular’, como los descuentos del 50 por ciento en el transporte para mayores o los programas de Turismo Social que beneficiarán a un total de 10.000 personas en 2019.

El presidente de Castilla-La Mancha también se ha referido a las encuestas publicadas por diferentes medios de comunicación en los últimos días y que apuntan a una victoria del Partido Socialista en las elecciones autonómicas del próximo mes de mayo.

García-Page ha reconocido que los resultados de los sondeos “son optimistas” y sentirse “muy querido por la ciudadanía”, aunque, al mismo tiempo, ha asegurado que el Gobierno regional trabajará “veinticuatro horas al día” porque “no sobra ningún voto y ningún esfuerzo” y “ningún apoyo social”.
Finaliza asegurando que “la segunda parte del partido” la va abordar con fuerza para poder pedir “la confianza a la ciudadanía”.