Noticias Regional

El Gobierno regional afronta la reunión con el ministro Ábalos con la prioridad de que se ejecuten las inversiones de los proyectos de la comunidad que llevan años parados

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, mantendrá este martes una reunión con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, para repasar todos los proyectos que competen al Gobierno de España y cuya ejecución es prioritaria para los intereses de la región. En esta reunión también estará presente la consejera de Fomento, Agustina García Élez, quien ha sostenido que “lo mejor que puede hacerse en materia de infraestructuras es terminar lo que se empieza”.

De esta forma, ha manifestado que pedirán al Gobierno de Pedro Sánchez que “se terminen las inversiones de los proyectos que llevan años y que, ejercicio tras ejercicio, no se han ejecutado”. En un sentido amplio de comunidad, García Élez ha insistido en que se van a analizar y desglosar todos y cada uno de los proyectos que necesita esta región “para seguir avanzando, creciendo y desarrollándose, y para lo que es fundamental la inversión del Gobierno nacional”.

La titular de Fomento del Gobierno regional ha recordado que todos los puntos que se van a marcar en este encuentro se vienen exigiendo desde el inicio de legislatura, “se pidió al anterior Gobierno de Rajoy. En este sentido, ha remarcado que “estas infraestructuras son necesarias para ser competitivos con otras comunidades autónomas”, como por ejemplo en materia de carreteras o, en el caso de la provincia de Toledo, en la red convencional de tren, tal y como ha sido la apuesta del Ejecutivo de García-Page en el marco del Pacto por el Ferrocarril en la provincia de Toledo.
La consejera se ha referido también sobre la A-32 de Albacete a Linares y la necesidad de que “no solo aparezca en los presupuestos, sino que se ejecute y que estas obras materiales empiecen en Castilla-La Mancha”.

Por otro lado, La consejera ha valorado también los datos del Observatorio Nacional de Seguridad Vial dependiente de la Dirección General de Tráfico (DGT), que apuntan a que Castilla-La Mancha es la región del país donde más se ha reducido el número de víctimas mortales en las carreteras con respecto al año 2017, un 37% en el caso de la provincia de Toledo.