Noticias Política

El Gobierno Municipal prevé una reducción de deuda total de 16,5 millones de euros al final de 2019.

El Concejal de Economía y Hacienda, Juan Luis Íñiguez informa que a los 13.100.000 euros de reducción de deuda del Ayuntamiento lograda por el Gobierno, se prevé en el presupuesto para 2019 la reducción de otros 3 millones y medio, con lo que la reducción de duda total llegaría a los 16,5 de euros.

Señala el concejal que desde el Ejecutivo Local se ha realizado “un esfuerzo extraordinario” para conseguir minorar la deuda viva que el Ayuntamiento mantiene con otras administraciones y con entidades financieras, apuntando que cuando el Partido Socialista se hizo cargo del Gobierno en 2015 la deuda ascendía a 36 millones de euros, consiguiendo al término de 2018 la reducción de algo más de 13 millones, lo que supone casi un 40%.

Apunta Juan Luis Íñiguez que si no se ha podido reducir más la deuda, por ejemplo con proveedores es “única y exclusiva culpa de Valentín Bueno y del PP” que votaron en contra del Plan de pago a proveedores por 2,5 millones de euros que el Gobierno llevó a pleno para pagar dice las facturas a proveedores que ellos generaron en la pasada legislatura popular.

Incide en que cuando el PP tuvo que ejercer su responsabilidad para poder pagar estas facturas votó en contra por lo que insiste e que el único culpable de la situación con los proveedores es Valentín Bueno del que dice que “ha salido de su ostracismo” para iniciar ahora una “campaña de hiperactividad” en la que todos los días comparecen aunque sea, dice “repitiendo constantemente la misma mentira”.

Explica el edil económico que con la reducción en 16,5 de la deuda del Ayuntamiento éste quedaría en una posición financiera muy favorable para desarrollar más acciones de las que se pueden realizar hoy por hoy al tener que atenerse a las normas impuestas por el Plan de Ajuste suscrito por el PP.

“Un esfuerzo titánico” dice Juan Luis Íñiguez para poder hacer frente a las amortizaciones de deudas planteadas en su día por el PP, liquidando el Plan de pago a proveedores solicitado por los populares por importe de 10 millones y medio de euros, insistiendo en que votaron en contra del planteado por el actual gobierno.

Frente también, apunta el concejal, al pago de 1 millón y medio de euros en salarios de tramitación por despidos nulos e improcedentes, al pago del anticipo de la Participación de los Ingresos del Estado (PIE) que solicitó en PP y que afirma que el Gobierno socialista ha tenido que pagar “religiosamente” durante dos años y medio o al pago de 850.000 euros por sanciones y penalizaciones por la falta del control de los vertidos industriales ejercida por los populares.

En definitiva dice que se han encontrado con la mochila de las deudas del PP de la que dice que no quieren hablar.

Por todo ello incide en que no pueden venir ahora Amalia Gutiérrez y Valentín Bueno hablando de “incumplimientos y deudas de algunos proveedores” y criticando que se hagan públicos en medios de comunicación los nombres de algunos de ellos.