Noticias Política

De la Ossa afirma que la denuncia de los sindicatos al Ayuntamiento es de “las cosas más graves que han ocurrido en la legislatura”.

Tras el comunicado emitido ayer por los sindicatos de trabajadores con representación en el Ayuntamiento en el que anunciaban la interposición de una denuncia ante la Inspección de Trabajo contra el Ayuntamiento de Villarrobledo hoy el concejal de SPV, Mario de la Ossa, afirma que dicho comunicado demuestra que Alberto González se niega a dar transparencia y participación y que “esconde lo público, las cuentas y el dinero”.

Explica de la Ossa que los sindicatos han denunciado al Ayuntamiento porque no se les paga la deuda, porque no se les da información, ni participación, porque se ha acabado con la negociación colectiva y las vías de comunicación, sin convocar la Comisión Paritaria, haciendo insiste, el “vacío más absoluto” a los sindicatos de trabajadores del Ayuntamiento.

El concejal señala que Alberto González se comporta con los sindicatos con una actitud más propia de quien con “soberbia” cree tener mayoría absoluta para hacer y deshacer a su antojo, apuntando que se le olvida, en primer lugar la “S” de socialista, criticando que este partido haya “cercenado” y acabado con la negociación colectica, con los derechos y la libertad sindical. Insiste de la Ossa en que a González se le olvida que no posee tal mayoría absoluta y que por tanto debería hablar con los sindicatos y con los trabajadores.

Para de la Ossa esta denuncia de los sindicatos “es una de las cosas más graves que han ocurrido en la legislatura” y afirma que para SPV se convierte en una de sus principales responsabilidades como oposición el “retomar el curso” de un Ayuntamiento que dice que Alberto González ha abandonado y darle a los sindicatos una “interlocución válida”.

Critica el concejal que González esté jugando con los sindicatos, utilizándolos dice de manera electoral y apunta que ante la llamada del Alcalde para negociar los presupuestos de 2019, el problema con los trabajadores “se pondrá sobre la mesa”, unos trabajadores a los que dice que se les debe casi 1 millón de euros y que si no se les paga es “por incapacidad de gestión y o porque no haya presupuesto” aprobado.

En este sentido informa que en el Presupuesto de 2015 existía una partida para el pago del 25% que no se pagó, que en 2016 a través del fondo de contingencia se dotó una partida de 300.000 euros que tampoco se ejecutó, presupuesto que se prorrogó en 2017 y de nuevo en 2018 con lo que explica que en conjunto supone más de 900.000 euros que habrían servido para hacer frente a esta deuda que dice que se encontró el gobierno actual al llegar al Gobierno y que lejos de saldarla la ha duplicado, sumando a la extra de 2012, la del verano de 2018.

Afirma de la Ossa que los trabajadores tienen miedo, por un lado, dice a “no cobrar” y por otro, a quejarse públicamente.

Insiste el concejal en que ahora mismo éste es el principal problema del Ayuntamiento y que es responsabilidad de la oposición el darle solución ante el abandono por parte del Alcalde a quien critica que utilice la negociación colectiva como “arma política”, instando a los sindicatos a recurrir a los partidos políticos para que resuelvan el problema por lo que le dice a González que si le “viene grande el Gobierno, que lo deje”.

A partir de ahora, afirma de la Ossa que su prioridad va a ser resolver el problema con los trabajadores y negociar un presupuesto que dé respuesta a sus demandas. Ya que considera muy grave que los sindicatos, por unanimidad, hayan denunciado al Ayuntamiento por vulneración de derechos fundamentales, preguntando al Alcalde “dónde está la transparencia”, que hace unos días le exigían a él con las facturas de su viaje a Palestina. Afirma que sobre esto él ya ha respondido e insta al Gobierno a hacer lo propio y que pague “lo que es de justicia2 a los trabajadores del Ayuntamiento.