Noticias Política

Clemente aclara que el voto en contra de IU al presupuesto no perjudica a los trabajadores fijos discontinuos del Ayuntamiento porque no se incluía ninguna partida en este sentido.

El concejal de IU, Manuel Clemente, ha informado de que han sido varios los trabajadores municipales que se han puesto en contacto con él para trasladarle las afirmaciones que dice que se han realizado desde el equipo de gobierno en cuanto a que su situación de fijos-discontinuos no puede regularizarse a fijos continuos al votar IU en contra del presupuesto municipal. Clemente aclara que estas afirmaciones del Ejecutivo local no son ciertas, puesto que explica, que en los presupuestos presentados por el Partido Socialista no existía ninguna partida habilitada ni ninguna modificación que diera solución a este asunto.

Además informa que SPV había realizado una enmienda en este sentido que posteriormente tuvo que retirar tras el pertinente informe de intervención en el que se plasmaba que el paso de fijos discontinuos a continuos de estos trabajadores no era viable, por un lado porque no existía una modificación de las condiciones y por otro porque se violaría la Ley de Presupuestos y el Plan de Ajuste.

Desde IU no entienden por qué una vez pasado el tiempo tras el debate de presupuestos y cuando el Gobierno Local no ha ofrecido dice, ninguna explicación sobre las preguntas que se le han realizado a nivel presupuestario y una vez constatado, afirma, que el presupuesto conllevaba problemas estructurales, ahora “se sigue mintiendo” a los trabajadores al hacer responsable a IU de su situación, teniendo el informe del interventor sobre la mesa.

Afirma Clemente que esta situación de los trabajadores “no tiene nada que ver” con el voto de IU a los presupuestos, donde dice que no se incluía ninguna partida para ello, si no que tiene que ver con la política laboral del equipo de gobierno y con su política dice “de engañar” e intentar tapar que los presupuestos no salieran adelante por los problemas económicos que conllevaba e intentar “tapar su culpa” echándosela a los demás.

Concluye señalando que “en política no todo vale” y “no se puede jugar con ciertos temas” y menos dice, cuando el Gobierno se abandera de la defensa de los trabajadores acusando dice a los demás de no serlo, cuando afirma que en estos tres años no ha habido ninguna política ni iniciativa por parte del Equipo de Gobierno encaminada a que estos trabajadores mejoren su situación.