Noticias Política

Tras la clausura de las clases teóricas hoy se ha firmado el convenio con los hosteleros para las prácticas de los 10 alumnos del Taller de Cocina del Plan Concertado de Servicios sociales

Ayer se clausuraban las clases teóricas del taller de cocina del Plan Concertado entre la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha y el Ayuntamiento de Villarrobledo y que se gestiona a través del área de Servicios Sociales.

Este taller que se imparte en las instalaciones de del Centro Lucas Blázquez es uno de los tres que se engloban en este Plan Concertado, junto al taller de pintura y el de apoyo escolar y que cuentan con una inversión total de 144.000 euros cofinanciado en un 55% por la Junta y en un 45% por el Ayuntamiento.

En concreto, el taller de cocina y hostelería cuenta con una inversión económica de 32.500 euros y en él han participado 10 alumnos de entre 17 y 26 años. Se trata de jóvenes que han abandonado sus estudios y que encuentran en esta actividad una mejora de sus capacidades de empleabilidad, ofreciendo una oportunidad a las personas más vulnerables social y económicamente.

La concejala de Bienestar Social, destaca además que en el taller se imparten otras materias transversales para dotar de más herramientas a los jóvenes, como hábitos sociales, de igualdad o prevención de riesgos contando con otros servicios del Ayuntamiento.

El Plan concertado se completa con las prácticas reales en empresas hosteleras de la localidad, durante un mes, que se realizan a través de un convenio suscrito con 10 de ellos y que comenzarán el lunes 21 de mayo.

La monitora del taller, Candelaria Rosell, afirma que ha sido una buena experiencia para los alumnos y alumnas, destacando su implicación y ganas de aprender este oficio.

Ana Belén Moreno es una de las alumnas del taller y afirma estar “encantada” con esta experiencia en la que dice haber aprendido mucho y sentirse preparada aunque “nerviosa” para enfrentarse al trabajo real en las empresas, con la esperanza de terminar su formación de prácticas y poder continuar trabajando en este sector.

Tras los meses de formación en las aulas, hoy se han firmado en el Ayuntamiento los convenios con las empresas de hostelería que durante un mes seguirán formando a estos jóvenes en un entrono laboral real.

El fin de estas prácticas, además de completar la formación de los jóvenes es que puedan optar a un empleo en alguno de estos establecimientos o en otros que requieran de personal formado, algo que ya se ha dado en ediciones anteriores de este taller, consiguiendo algunos de ellos un contrato de trabajo.

El Alcalde, durante la firma de los convenios ha destacado la prioridad del Gobierno en cuanto a la formación y el empleo por lo que se buscan los recursos necesarios para proporcionarlo.