Noticias

Los estudiantes de Villarrobledo se unen a la huelga en contra de la sentencia de “La Manada”

Los estudiantes de Villarrobledo se concentraban ayer a las puertas de los Institutos en protesta por la reciente sentencia de “La Manada”. Después marchaban llegando alrededor del medio día hasta la plaza de Ramón y Cajal para expresar su rechazo al fallo del tribunal, que dejó el caso en abusos sexuales y descartó el delito de violación.

Las estudiantes muestran la inseguridad que les genera este hecho, lamentando que no puedan caminar solas de noche por las calles, teniendo que ir siempre acompañadas, insisten en que no pueden permitir “el tener que ir con miedo por la calle”. Reclamado igualdad entre hombres y mujeres.

Comparan la desproporción de la sentencia de La Manada con la del rapero Valtonyc, condenado por enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona en sus canciones. Con el agravante dice, de que uno de los miembros de la Manada es Guardia Civil con la supuesta obligación de tener que velar por la seguridad de los ciudadanos.

Reclaman un cambio en la Justicia y concienciación social por lo que salen a las calles a expresar su indignación y a reclamar igualdad real entre hombre y mujeres para que hechos de este tipo no se repitan.

Afirman que como en todo debate existen dos partes encontradas aunque las jóvenes reclaman su libertad a la hora de vestir y expresarse absolutamente en contra de culpabilizar a la víctima en todo caso de acoso, abuso o violación.

Desde que se hizo pública la sentencia contra los cinco jóvenes, se ha desatado una ola de indignación en el país,
Los estudiantes se «paralizan» por una sentencia que afecta a «todas» las mujeres y volvían a concentrarse en la Plaza Vieja a las 8 de la tarde para continuar con su denuncia. Con pancartas en contra de las violencias machistas y pancartas donde se leía “quien ama no mata, ni humilla, ni maltrata” y al grito de “hermana yo si te creo” las y los jóvenes de la localidad quieren hacerse oir como única vía dicen, de cambiar las cosas.

Para los estudiantes la sentencia contra la que protestaban fomenta la impunidad y por tanto la inseguridad entre las jóvenes por lo que reclaman cambios drásticos tanto en la justicia como en la conciencia social. Concienciados los jóvenes y sensibilizados por lo ocurrido en relación a La Manda y su sentencia no dejarán de salir a la calle ante cada injusticia que consideren.