Noticias Política

Entregados los premios del concurso de dibujo de la Fundación Soliss, “Villarrobledo y su olmo” donando al Ayuntamiento un ejemplar que ha sido plantado en la Plaza de Santa María.

Hoy se ha hecho entrega de los premios del concurso de dibujo infantil organizado por la Fundación Soliss dirigido a los escolares de Educación Primaria de Villarrobledo con el objetivo de hacerles tomar conciencia y que descubran la importancia de la preservación del Olmo Autóctono en España ante la problemática de la grafiosis que ataca a esta especie llegando a causar su muerte en pocas semanas.

El concurso se integra dentro del Proyecto Olmo de la Fundación Soliss por el que se están plantando desde 2017 decenas de olmos autóctonos resistentes a esta enfermedad gracias al convenio firmado con el Ministerio de Medioambiente.

Los alumnos y alumnas plasman a través de su expresión artística lo que para ellos es un olmo y por qué es importante recuperarlo, algo que se está consiguiendo gracias a investigaciones con las que se ha podido manipular genéticamente esta especie siendo capaces de conseguir olmos resistentes a la grafiosis.

El Proyecto se completa con la plantación de un olmo en la localidad que ya se encuentra en la explanada de la Plaza de Santa María y en la que han colaborado los alumnos y alumnas de los colegios premiados, el Colegio Diego Requena y el Colegio Infanta Elena, acompañados de los representantes de la Fundación y del Alcalde, Alberto González y miembros del Gobierno Municipal.

La casa de la Cultura era el escenario de entrega de premios en un acto en el que la concejala de medioambiente Mª Dolores Sánchez ha destacado la importancia del olmo en las tradiciones de los pueblos y ciudades como lugar de encuentro entre de niños y mayores.

Agradece la concejala a la Fundación Soliss su apuesta por la recuperación del olmo autóctono, con esta iniciativa medioambiental para cuidar uno de los árboles más emblemáticos y amenazados.

Por su parte, el director de la Fundación Eduardo Sánchez, señala que debido a la grafiosis el olmo ibérico redujo mucho su número en España por lo que afirma que “había que hacer algo para recuperarlo”, algo que se está consiguiendo a través de la investigación y se replantado por los pueblos y ciudades de Castilla la Mancha como ha ocurrido hoy en Villarrobledo.

Un árbol que crecerá en la Plaza de Santa María que Eduardo Sánchez pide que se cuide entre todos y se mime para que llegue a convertirse en un olmo adulto y frondoso para que pueda dar sombra durante generaciones.

El alcalde, Alberto González ha agradecido a la Fundación Soliss su compromiso con la ciudad de Villarrobledo, con el medio ambiente y con algo tan tradicional y autóctono como el olmo ibérico, algo que se realiza de la mano de los más pequeños creando conciencia entre los niños y niñas.

Los escolares han recibido sus premios por sus dibujos, consistentes en cheques para material escolar y diversos obsequios por parte de la fundación. En la categoría de tercero y cuarto curso los ganadores han sido Ana Lozano Fernández del Colegio Diego Requena que ha con el primer premio que ha recogido su hermana y Cristina Moreno Martínez con el segundo premio, que ha recogido su madre.

En la categoría de alumnos de 5º y 6º el primer premio ha sido para Marta Lozano Fernández y el segundo premio ha sido para José María Martín, los dos del colegio Diego Requena.

En la categoría de alumnos del colegio de educación especial Infanta Elena, el primer premio ha recaído en el grupo del aula C cuya tutora es Caridad Pilar Calero y el segundo premio ha sido para el curso del centro de día.

Por último, en la categoría de mural de clase el premio ha sido para el segundo curso de primaria del Colegio diego Requena.

Tras los premios, desde la Fundación se ha concedido al Ayuntamiento un diploma que acredita la entrega del olmo para que quede constancia con el paso de los años, del día en el que el olmo fue plantado en la ciudad.

Por último todos los alumnos de ambos colegios se han desplazado a la Plaza de santa María para proceder a la plantación del olmo, testigos y artífices de lo que dentro de unos años será un gran árbol que dará sobra y será símbolo del cuidado de esta especie y del medioambiente en general.