Deportes Noticias

El CP Villarrobledo empata a 1 gol con el Lanzarote lo que da una mínima ventaja para el partido de vuelta.

El CP Villarrobledo disputa su fase de ascenso y ello le llevó el fin de semana a las islas para enfrentarse al Lanzarote donde empató a un gol en un encuentro en el que todos coinciden que los rojillos merecieron más, adelantándose antes del descanso y con oportunidades para rematar la eliminatoria en la ida.

Ya en el inicio se pudieron adelantar los visitantes, pero el poste salvó a los locales en una acción protagonizada por Piojo. Los de Manolo Martínez tenían claro que el camino para acceder a la siguiente ronda pasaba por asediar la meta del contrario, en busca de ese valioso gol fuera de casa que tanto suma en las eliminatorias a doble partido. Sin embargo, la falta de puntería les impidió adelantarse pronto en el marcador.

El gol llegaba al borde del descanso, con un balón en profundidad que aprovechó a la perfección Aitor Asensio para marcar y poner la eliminatoria muy de cara al Villarrobledo.

En la segunda mitad, el Lanzarote despertaba y se quitó de encima en cierto modo el dominio de un Villarrobledo cuya misión entonces pasaba por marcar el segundo para cerrar la eliminatoria. Con todo, el choque se mantenía igualado y todo hacía presagiar que los de Manolo Martínez, se harían finalmente con el partido.

Cuando sólo faltaban 15 minutos para acabar el encuentro, el Lanzarote marcaba el tanto del empate, en una acción protestada por los visitantes, por una posible falta previa.

Un golpe para los albaceteños que, no obstante, se defendieron con orden en el tramo final del encuentro, disfrutando de alguna jugada con espacios al contragolpe que no lograron aprovechar para anotar el segundo gol que hubiera resultado casi definitivo. Con todo, el Villarrobledo, gracias a este empate, cobra una mínima renta de cara a la vuelta en el Municipal de la Virgen.