Cultura Noticias

El Alcalde, Alberto González, participa en el homenaje que el municipio valenciano de Mislata realizaba a sus vecinos de Albacete que emigrantes en los años 50 y 60.

El Alcalde de Villarrobledo junto al Presidente de la Diputación de Albacete y los alcaldes de Hellín, Cenizate, La Roda, El Bonillo, Munera, VIllamalea y Casas Ibañez viajaba hasta el municipio valenciano de Mislata donde se realizaba un homenaje a los vecinos de Albacete que llegaron hace décadas en busca de de nuevas oportunidades en lo que fue la segunda edición del evento “Mislata Acerca”.
En los años 50 y 60 fueron muchos los castellanomanchegos, andaluces o extremeños que emigraron en busca de un futuro mejor y acabaron recalando en Mislata. Por eso, la historia más reciente de la ciudad no podría entenderse sin la presencia de toda esta comunidad inmigrante, con su cultura, su historia y sus tradiciones, que han supuesto para Mislata un enriquecimiento social.

El acto, celebrado en el teatro del Centro Cultural, estuvo presidido por el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, el presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero, y los alcaldes y alcaldesas de los municipios homenajeados. Y de cada uno de ellos, el Ayuntamiento eligió a la persona de mayor edad, todos mayores de 85 años, de entre aquellos que en su día emigraron a Mislata, como símbolo de un reconocimiento que se hizo extensible al resto de sus paisanos.
En el caso de Villarrobledo el homenajeado fue Juan García Pérez que llegó a Mislata tras su paso como emigrante en Suiza, asentándose en la localidad valenciana hasta el día de hoy.
El Alcalde, Alberto González, obsequió a su homólogo valenciano con una lámina de la fachada del Ayuntamiento de Villarrobledo y la miniatura en barro de una de nuestras representativas tinajas.

Durante su intervención, Bielsa mostró la gratitud del pueblo de Mislata a todos los vecinos de Albacete que en su día eligieron esta ciudad con la esperanza de encontrar un futuro mejor para los suyos. El alcalde dijo de ellos que “forman ya parte de nuestro tejido social, nos aportan mucha riqueza cultural y nos proyectan como una ciudad moderna y abierta”.

Destacable para los representantes de Albacete el espíritu de acogida que prestaron los mislateros y mislateras a los paisanos que dejaron su pueblo natal para prosperar en otras tierras que en ese entonces les ofrecían un mejor futuro.
Un acto emotivo que expresaba la unión entre dos provincias que, desde hace décadas, comparten tradiciones, costumbres, ilusiones y sueños, con el respeto y la tolerancia a las señas de identidad de ambas comunidades.

navigate_before
navigate_next