Noticias Regional

Merino ha asegurado hoy que “si García Page no apoya la ley de tiempos máximos de listas de espera, estará cometiendo el mayor atentado contra la salud de los castellano-manchegos”.

Featured Video Play Icon

La diputada regional del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha asegurado hoy que “si García Page no apoya la ley de tiempos máximos de listas de espera, estará cometiendo el mayor atentado contra la salud de los castellano-manchegos”.

Así se ha pronunciado Merino en rueda de prensa, donde se ha referido a la Proposición de Ley de tiempos máximos de listas de espera sanitaria en nuestra región, que han presentado los populares, y que obliga a que los castellano-manchegos tengan garantizada su prestación sanitaria en un plazo máximo de 20 días para pruebas diagnósticas, 30 días para realizar consultas externas y 90 días para intervenciones quirúrgicas.

Según la dirigente popular, el incremento de las listas de espera en nuestra región es uno de los principales problemas que hay en Castilla-La Mancha, puesto que los pacientes tienen que esperar hasta dos años para ser atendidos; lo que genera frustración y desesperación.

Con el fin de que esta ley sea apoyada, Merino ha manifestado que el PP está dispuesto a renunciar a que sea tramitada por lectura única para que PSOE y Podemos puedan aportar mejoras a dicha ley, a través de la presentación de enmiendas.

En este sentido, Lola Merino ha señalado que la voluntad del PP es beneficiar, con esta ley, a los pacientes de nuestra tierra, al tiempo que ha indicado que García Page no tiene excusas para no llevarlo a cabo; puesto que cuenta con 1.012 millones más de los que había en 2015, gracias al buen hacer del Gobierno de Rajoy.

Por ello, la diputada regional ha manifestado que, si García Page se opone a esta ley se verá que está en una estrategia partidista y electoralista y que no le importan las personas.

Así, la dirigente popular ha indicado que, si García Page no apoya esta iniciativa impulsada por el PP, se iniciará la mayor movilización de recogida de firmas, porque “con la salud de los ciudadanos no se juega”.