Cultura Noticias

La Asociación de Párkinson de Villarrobledo realizó ayer diversas actividades de divulgación y concienciación en la localidad con motivo del día Mundial del Párkinson

Ayer 11 de abril fue el día mundial del Párkinson, una enfermedad neurodegenerativa crónica e invalidante, desconocida para las personas que no tienen o han tenido un contacto directo con la enfermedad y muy estigmatizada. Según estimaciones afecta a más de 160.000 personas en España, 30.000 de las cuales están sin diagnosticar.

La asociación de enfermos y familiares de Párkinson de Villarrobledo ha organizado diversas actividades durante esta semana en un intento de dar visibilidad a esta enfermedad y dar a conocer su asociación a través de la cual los enfermos y sis familiares pueden recibir ayuda, tratamientos, y acompñamiento en el proceso.

Este año el lema elegido es “el día de muchas personas”, el día de los enfermos, de sus familias pero en las asociaciones de Párkinson se encuentran trabajadores y terapeutas que trabajan cada día por mejorar la calidad de vida de todos ellos. En esta campaña se ha querido poner el acento en las personas y poner cara a la enfermedad.

Esta mañana, el hospital de Villarrobledo ha sido el escenario de la primera de las actividades que se desarrollaran durante esta semana. Uno enormes paneles con la palabra Párkinson estaban situados en el hall del centro hospitalario donde todos los visitantes escribían palabras relacionadas con la enfermedad, una enfermedad con muchas connotaciones negativas pero que desde la asociación se trabaja para ofrecer alternativas y esperanzas a los enfermos.

la presidenta de la asociación de Párkinson, Paquita García, agradecía la implicación del hospital y el asesoramiento y apoyo que reciben de los profesionales del centro para poder ofrecer un mejor servicio a sus usuarios.

Desde el hospital, su gerente, Caridad ballesteros, agradece la labor de la asociación de Párkinson y reconoce que es imprescindible la colaboración de las dos partes para ofrecer alternativas a los afectados que puedan mejorar su calidad de vida.

Una simbiosis basada en la comunicación entre ambas instituciones, con líneas de comunicación muy abiertas, según apunta caridad ballesteros, poniendo a disposición de la asociación a facultativos para la ayuda clínica de los pacientes dando lugar a una estrecha colaboración que redunda en beneficio de los enfermos y también de sus familias.

El Párkinson es una enfermedad que no afecta de igual modo a las personas que la sufren, se pude decir que hay tantos párkinsons como enfermos y el problema, según la gerente, es la variabilidad de respuesta en los tratamientos. El desafío es encontrar tratamientos efectivos y sobre todo encontrar la cura del Párkinson aunque a día de hoy este objetivo todavía es difícil de conseguir a corto o medio plazo.

Son, según Paquita García, 18 años de intenso trabajo desde la asociación que ha ido incorporando tratamientos, programas y actividades para dar un servicio cada vez más amplio. Ahora, las miradas están puestas en los jóvenes. Desde la asociación de Párkinson quieren que los jóvenes que estén afectados por la enfermedad, que cada vez son más sepan que tienen un lugar al que recurrir y pedir ayuda y que sus familias pueden contar con información y asesoramiento a través de los profesionales que trabajan en ella.

La asociación, realiza un labor social muy importante en Villarrobledo y comarca y desde el hospital se reconoce que en muchas ocasiones las asociaciones llegan donde las instituciones no pueden por lo que la colaboración entre ambas es una forma más de que la enfermedad sea más llevadera para los afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *