Noticias

Ante las subidas del resto de operadores, Villafibra mantiene sus tarifas incluyendo nuevos servicios para sus clientes.

Featured Video Play Icon

Cuando el resto de operadores nacionales comienzan a aplicar subidas en las tarifas a cambio de mejoras no solicitadas por el cliente, Villafibra, el operador local de Villarrobledo no solo mantiene sus precios sino que incluye nuevos servicios de forma gratuita, como el lanzamiento de la Televisión a la Carta, con más de 60 canales interactivos de los que ya pueden disfrutar.

Los operadores nacionales, como Telefónica, Orange o Vodafone vienen aplicando subidas año tras año cuando llega el mes de febrero. Telefónica aplica el 5 de febrero una subida unilateral de tarifas en Movistar Fusión, a cambio de aumentar la velocidad de conexión de fibra, Orange replica la subida semanas después con el mismo argumento y Vodafone se suma a los aumentos en abril.

Esto conlleva númerosas quejas por parte de los clientes que denuncian una estrategia comercial pactada de aumento de precios de las compañías. Una subida que las asociaciones de consumidores consideran abusivas ya que ofrecen mejoras en los servicios, cobrando por ellas, sin haber sido solicitadas por los usuarios.

Villafibra, fiel a sus principios comerciales, mantiene sus tarifas, ofreciendo además ofertas y promociones de forma habitual lo que la ha convertido en líder en servicio de telecomunicaciones, creciendo día a día, compitiendo de forma directa con los operadores que trabajan a nivel nacional.

Las compañías justifican en parte estas subidas en los precios a las inversiones realizadas en infraestructuras para configurar sus redes de fibra, intentando recuperar con ello parte de lo invertido. Inversiones que Villafibra viene realizando desde el inicio y que no pretende “cargar” en las facturas de sus clientes, buscando ofrecer un servicio de calidad, con precios competitivos.

Por ello, Villafibra Telecomunicaciones registra un importante número de portabilidades, clientes de otras compañías que cada vez confían más en el operador local que a su red de fibra óptica de alta velocidad, suma ADSL, y telefonía fija y móvil y ahora también TV.