Deportes Noticias

El CP Villarrobledo empataba ayer a dos goles con el Ontiyent en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Federación

Featured Video Play Icon

El CP Villarrobledo y el Ontinyent, de Segunda B, empataron ayer a dos goles en un partido marcado por el diluvio que cayó en el Municipal de la Virgen en la primera parte.

Se adelantaban los valencianos pero los locales supieron darle la vuelta al marcador, aun así cuando parecía que el partido iba a acabar con victoria local, el conjunto valenciano empató en el descuento.
La intensa lluvia complicó el juego de ambos equipos, siendo difícil controlar el balón y mantenerse de pie en muchas ocasiones.

Empezó mejor el Ontinyent, controlando la posesión del balón aunque sin llegar con peligro.
Tras una buena jugada por banda derecha, Bandera hizo el primero para el conjunto valenciano. Así, con el resultado favorable para el Ontinyent se llegó al descanso tras una primera mitad en la que al CP Villarrobledo le costaba llegar con peligro.

En la segunda parte cambiaron las cosas, los de Manolo Martínez empezaron a acumular la posesión y a llegar a las inmediaciones del área del Ontinyent. Raúl Calero recortaba distancias hasta el gol de la noche y puede que el de la temporada por parte de Juanma Acevedo desde el centro del campo.

Llegaba el 2 a 1 para el CP Villarrobledo. Pero cuando parecía que se llevarían la victoria, un gol del Ontiyent en el descuento puso el definitivo 2-2 en el marcador.
El partido de vuelta será el próximo 24 de enero.

Tras el encuentro el entrenador visitante, Vicente Parras, se mostraba satisfecho por la respuesta de su equipo a pesar de las dificultades a causa de la lluvia, del buen juego de los locales y de la gran afición de Villarrobledo que no faltó a la cita a pesar del frío y del agua.

Un partido en el que Parras afirma que su equipo no sufrió hasta la última parte por el empuje local, fallando algunas ocasiones claras de gol y señalando que debido a que sus dos centrales solicitaron el cambio por molestias físicas tuvo que descolocar bastante a los jugadores con lo que su juego se complicaba por momentos.

Un resultado, el empate, que Vicente Parras ve justo, que por otra parte otorga cierta ventaja a su equipo para el partido de vuelta en su casa.

Por su parte, Manolo Martínez, satisfecho también por el trabajo de sus jugadores y por la imagen que ofrece el equipo en cada cita. Reconoce que la entidad del rival como equipo de Segunda B ha podido coartar el juego en la primera parte pero sabiendo reponerse de cara al segundo tiempo.

Lamenta el último gol del Ontinyent en tiempo de descuento, un error de su equipo del que afirma se debe aprender de cara a próximas citas más trascendentales.
Un encuentro difícil por la climatología pero sabiendo el Villarrobledo adaptarse a las circunstancias para conseguir el empate en un partido finalmente muy igualado.

Cita de la Copa Federación superada a la espera del partido de vuelta y con la vista puesta ya en el próximo domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *