Deportes Noticias

El Club Baloncesto Villarrobledo prepara ya su partido frente al Azuqueca.

Featured Video Play Icon

Con 7 victorias consecutivas y en la segunda posición de la clasificación, el CBV se encuentra preparando ya su próxima cita de liga frente al líder, Azuqueca.
El equipo rival todavía no ha conocido la derrota esta temporada, pero el CBV sólo ha perdido un encuentro y por dos puntos, por lo que el conjunto de Junior afrontará esta próxima cita con ambición y siendo conscientes de la importancia del rival.

Tal y como señalaba Junior, Azuqueca es un equipo muy experimentado y disciplinado, un rival con el que el CBV no se podrá relajar por que puede poner en aprietos al equipo local. La clave del encuentro estará, según el entrenador, en quien sea capaz de imponer su ritmo de partido.

Los últimos partidos que el CBV ha disputado contra el Azuqueca no traen buenos recuerdos para los nuestros. El último fue durante la pretemporada, en el que el equipo local perdió por 19 puntos. Esto supone un punto de referencia para el CBV, ya que les hace ir con la idea de que si no hacen un buen partido, el Azuqueca puede pasarles por encima.
A pesar de que el CBV se encuentra ya finalizando el primer tercio de competición segundos en la clasificación, no se confían en finalizar así el año, conscientes de que en los próximos encuentros los equipos que ocupan las posiciones más bajas de la tabla intentarán reforzarse, y a sabiendas de que los líderes de la clasificación pueden pasar también por malas rachas.

Otro condicionante es jugar en el campo del rival. El Municipal de la Paz es según el entrenador, una pista dura en la que el Azuqueca suele apretar mucho y en la que los resultados del CBV no han sido muy positivos. Aun así el equipo local ha conseguido llegar a estas alturas de la competición con una muy buena nota e intentará conseguir la octava victoria consecutiva.

La plantilla se muestra optimistas de cara a este próximo encuentro. Les espera un largo viaje hasta Guadalajara pero llegarán sin miedos para demostrar que el CBV está a la altura del Azuqueca.

Conscientes de que si no siguen un alto ritmo de partido lo pasarán mal, la plantilla sabe cuáles son los puntos que tienen que seguir para intentar ganar al líder: controlar el rebote y ser ofensivamente rápidos a pesar de la buena defensa que posee Azuqueca.

El trabajo diario se está demostrando en cada uno de los partidos. Los jugadores saben que si continúan en esta línea pueden continuar con los buenos resultados, aunque tienen la idea clara de que la liga es muy larga y queda mucho por hacer aún.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *